Miércoles, 17.10.2018 - 16:38 h
Por las sanciones de EEUU

Irán sustituirá a Total por un consorcio chino si abandona el mayor campo de gas

La Corporación Nacional del Petróleo de China (CNPC) reemplazará a la petrolera francesa en el proyecto de Pars Sur 11 tras la decisión de Trump. 

Irán exporta 10.500 millones de metros cúbicos de gas en los últimos seis meses
Planta de gas en Irán. 

El ministro iraní de Petróleo, Biyan Zangané, adelantó que la Corporación Nacional del Petróleo de China (CNPC) reemplazará a la francesa Total en el proyecto de Pars Sur 11, en caso de que esta última se retire por las sanciones estadounidenses.

Zangané, citado este jueves por los medios oficiales iraníes, explicó que, de darse esa situación, CNPC se hará con la parte de Total en el proyecto, en el mayor campo gasístico del mundo, compartido entre Irán y Catar. El ministro iraní agregó que Total no será multada por su eventual retirada, pero que no recuperará la inversión ya realizada (unos 40 millones de euros) hasta la total implementación del proyecto.

La petrolera francesa anunció que "no podrá seguir con el proyecto y tendrá que retirar todas las operaciones relacionadas con el mismo antes del 4 de noviembre de 2018, a no ser que las autoridades estadounidenses concedan una exención específica con el apoyo de Francia y las autoridades europeas". La multinacional recordó en su nota que en el 90% de las operaciones de financiación de la empresa están implicados bancos estadounidenses y que podrían perder hasta el 30% de sus accionistas, que son también de EEUU.

El proyecto Pars Sur 11, que controla en un 50,1% la petrolera francesa, incluye una inversión de 4.800 millones de dólares (4.000 millones de euros) y su producción está destinada al mercado iraní. Total rubricó el acuerdo en julio de 2017 con Petropars, filial de la Compañía Nacional Iraní de Petróleo (NIOC), que controla el 19,9% del proyecto, y la corporación china, que atesora el restante 30%.

Con la salida de EEUU del acuerdo nuclear y la reimposición de las sanciones secundarias, Total se vería afectada por estas mismas a partir de noviembre, cuando se comienzan a aplicar al sector energético iraní.

Los países europeos estudian fórmulas para proteger a sus empresas con intereses en Irán de las sanciones y para salvar, asimismo, el pacto nuclear, ya que Teherán ha dejado claro que de no obtener los beneficios del acuerdo se retirará también del mismo. El acuerdo, firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1 (EEUU, Rusia, China, Reino Unido, Francia y Alemania), limita el programa atómico de Teherán a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.

Pese a la presión de Washington, Irán firmó el miércoles un acuerdo preliminar con un consorcio internacional para desarrollar un yacimiento petrolífero, el primero de esos contratos desde la salida de EEUU del pacto nuclear. Este acuerdo, rubricado con el consorcio Pergas, con base en Londres, tiene el objetivo de producir 655 millones de barriles de petróleo durante los próximos 10 años en el campo Keranj, en el suroeste de Irán.

El sector energético es de suma importancia para Irán, que tiene una de las mayores reservas del mundo de petróleo y gas, y ha aumentado su producción y las exportaciones desde el levantamiento de las sanciones internacionales.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios