Un contrato estimado en 507,52 millones

Las grandes eléctricas pujan por el recibo de oro de la luz: el suministro del AVE

El contrato afecta a la circulación de los trenes, la iluminación y el funcionamiento de estaciones y el resto de las instalaciones en 2019 y 2020.

El AVE Barcelona-Madrid cumple su décimo aniversario
El contrato para el AVE exige que la energía que se suministre sea de generación renovable / Foto: Europa Press

Las grandes eléctricas compiten por hacerse con el que está considerado mayor contrato de la luz del país, el suministro de energía al AVE durante los dos próximos años, estimado en 507,52 millones.

Acciona, Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa y EDP presentan este lunes a Adif Alta Velocidad sus correspondientes ofertas para competir por este suministro, según informaron a Europa Press en fuentes del sector.

El contrato consiste en aportar la electricidad necesaria para la circulación de los trenes AVE y la iluminación y funcionamiento de las estaciones y el resto de las instalaciones durante 2019 y 2020.

Generación renovable

En esta ocasión, y a diferencia de ejercicios anteriores, el contrato exige que la energía que se suministre cuente con certificado de generación renovable, según informó Adif, empresa pública gestora de la red ferroviaria.

Adif se convierte así en la primera empresa pública en pedir electricidad 100% 'verde', una iniciativa que enmarca en su estrategia y sus objetivos de sostenibilidad.

Además, el contrato incluye la posibilidad de que las adjudicatarias prorroguen la prestación del servicio de suministro en las mismas condiciones para el año 2021.

La compañía o compañías que finalmente se alcen con el suministro reemplazarán a las que actualmente se encargan de aportar energía al AVE. Se trata de Iberdrola y Endesa, que en 2016 lograron, también en concurso público, el suministro para los años 2017 y 2018.

Adif, como es habitual, saca a concurso su factura de la luz repartida en 21 lotes, cada uno de ellos correspondientes a las distintas zonas geográficas. Las empresas pueden competir por todos los lotes o los que estimen conveniente.

Las compañías concurrentes deberán presentar ofertas basadas en tres distintas modalidades de obtención del precio final de la energía. Una de ellas será a precio fijo, otra indexado al mercado diario OMIE con posibilidad de cerrar periodos temporales a precio fijo y la tercera, con un precio vinculado a varios segmentos del mercado eléctrico.

De entre las ofertas que reciba, Adif elegirá la modalidad más ventajosa y, a partir de ese momento, negociará una mejora. En cuanto al acceso a las redes de transporte y distribución, se gestionará por Adif con las compañías distribuidoras de cada punto de suministro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios