Miércoles, 18.09.2019 - 16:12 h
Medidas en Nedgia

Naturgy da dos veces: suspende empleo y frena inversión para presionar a la CNMC

Ninguno de los afectados perderá salario o cotización a la Seguridad Social, si bien se desconoce por cuánto tiempo se aplica el cese de la actividad.

Francisco Reynés, presidente de Naturgy
Francisco Reynés, presidente de Naturgy. / L.I.

Naturgy no está dispuesta a quedarse de brazos cruzados ante el golpe a la retribución planteado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Al punto que ha planteado este lunes a los sindicatos una suspensión temporal de la obligación de trabajar para unos 300 empleados de Nedgia, su filial de distribución, hasta conocer la propuesta definitiva del pagos a las redes de distribución de gas planteada por el regulador energético.

Este anuncio se produce después de que el pasado 10 de julio la firma comunicara su intención de paralizar "temporalmente" las inversiones de Nedgia hasta analizar el efecto de las circulares presentadas por la CNMC en las que plantea un recorte en la distribución y el transporte de gas del 17,8% y el 21,8%, respectivamente, en el periodo 2021-2026. La compañía justificó la medida por pura "prudencia".

Fuentes sindicales seguraban este miércoles a Efe que las salidas, que aún se desconoce por cuánto tiempo se aplicarán, implican que ninguno de los afectados perderá salario o cotización a la Seguridad Social, y han aclarado que Naturgy no ha planteado ni un ERTE ni un ERE en la compañía, algo que también han confirmado fuentes de la empresa energética.

De esta forma, Naturgy opta de entrada por evitar medidas más drásticas a la espera de ver qué impacto tiene sobre su negocio la circular definitiva de la CNMC. Fuentes de la energética han precisado que se ha abierto "una mesa de negociación" con los sindicatos para negociar esa suspensión temporal de la obligación de trabajar, una medida que atribuyen a la "incertidumbre creada por el organismo regulador", que podría empezar a aplicarse en octubre.

Por otra parte, desde la compañía se añade que en la mesa de negociación se planteará una revisión de objetivos del último cuatrimestre en Nedgia y un acuerdo para ese período lo menos lesivo para los empleados, una parte de cuyo salario es variable.

Diferir los ajustes

Como publicó este martes La Información, aunque formalmente las puertas de la CNMC están cerradas a cal y canto desde que hace un mes acabó el periodo de alegaciones a las nuevas circulares de regulación en los sectores del gas y la electricidad, lo cierto es que detrás de las bambalinas las grandes empresas afectadas mueven sus hilos para llegar a algún tipo de entendimiento que permita amortiguar el golpe.

El planteamiento que trata de trasladar Naturgy a la CNMC, y al que lógicamente se incorpora también Enagás como otra de las principales entidades damnificadas, consiste en adecuar el nuevo modelo retributivo de forma periódica a lo largo del próximo periodo regulatorio del sector que estará comprendido entre el 1 de enero de 2021 y el 31 de diciembre de 2026. En consecuencia, el ajuste en la retribución de las funciones reguladas que desarrollan las empresas se modularía en un plazo de seis años con el fin de rebajar la intensidad del ‘hachazo’.

Los operadores más pequeños del mercado como Madrileña de Gas o Nortegas han recibido ya un primer aviso por parte de las agencias de calificación. Es el caso de Standard & Poor’s que rebajó la perspectiva crediticia de ambas compañías de estable a negativa a los pocos días de que la CNMC difundiera sus circulares. Para estas empresas, focalizadas en mercados locales y con un menor peso de balance, el recorte puede resultar letal en sus expectativas de negocio. 

Ahora en Portada 

Comentarios