Sábado, 21.09.2019 - 11:59 h
La Plataforma Ciudadana Stop Uranio

Un millar de personas protestan otra vez contra la mina de Berkeley en Salamanca

Subrayan que la empresa australiana "no ha sido capaz de comercializar un solo gramo de uranio de esta tierra".

El Gobierno estudia paralizar la mina de uranio del grupo Berkeley en Salamanca
El Gobierno estudia paralizar la mina de uranio del grupo Berkeley en Salamanca. / EFE

Cerca de un millar de personas se ha vuelto a concentrar este sábado en el municipio salmantino de La Fuente de San Esteban en contra de la mina de uranio, que la multinacional australiana Berkeley pretende abrir en Retortillo (Salamanca).

La Plataforma Ciudadana Stop Uranio ha sido la encargada, por quinto año consecutivo, de convocar esta concentración en el cruce de la carretera nacional 620 con la comarcal SA-315, en el municipio de La Fuente de San Esteban, "para mostrar el rechazo de la población del Campo Charro a la apertura de minas de uranio a cielo abierto en esta tierra", ha señalado a los asistentes el portavoz del colectivo, José Ramón Barrueco.

Otra de las portavoces de la Plataforma ha mostrado durante la concentración su confianza en que "prevalezca el sentido común" para que se pueda "dejar a las generaciones futuras este espacio maravilloso tal y como se ha heredado de los mayores".

Stop Uranio ha recordado, en una nota de prensa, que hasta ahora la empresa Berkeley "no ha conseguido aún su objetivo de abrir minas de uranio en Salamanca y no ha sido capaz de comercializar un solo gramo de uranio de esta tierra". "El proyecto de Retortillo, donde tiene previsto extraer y tratar el uranio, no ha visto la luz a pesar de los continuos anuncios que viene realizando la empresa minera de su inminente apertura", ha agregado.

Durante la concentración, una portavoz de la Plataforma ha instado a los asistentes a no quedarse "de brazos cruzados esperando a que la Justicia les dé la razón" y ha pedido seguir "en la lucha hasta que la multinacional australiana tenga que cerrar las instalaciones".

Pese a la confianza puesta en la Justicia en que dé la razón a la Plataforma, han lamentado la "tala de más de 2.000 encinas", por lo que han anunciado "nuevas acciones" para "mantener el pulso judicial y administrativo contra Berkeley". Desde este colectivo se ha recordado que todavía "faltan la licencia urbanística y la autorización de construcción de la planta de tratamiento de uranio para que Berkeley pueda llevar a cabo su proyecto en Retortillo".

Ahora en Portada 

Comentarios