Martes, 22.01.2019 - 09:58 h
Menos despidos de lo previsto

El ERE en Ticketbis acaba con 80 salidas y 'finiquitos' de 50 días por año trabajado

Varios de los empleados ubicados en España han sido recolocados en otras oficinas del grupo. Las condiciones del despido: hasta 50 días por año.

Jon Uriarte y Ander Michelena, cofundadores de Ticketbis.
Jon Uriarte y Ander Michelena, cofundadores de Ticketbis. / Ticketbis

Algo más de 80 despidos, menos de lo previsto por la empresa. Ese es el resultado del Expediente de Regulación de Empleo (ERE) en la rama española de Sutbhub, la filial de reventa de entradas por internet del gigante Ebay que compró Ticketbis en 2016 por 165 millones de euros. Es una cifra sensiblemente inferior a a la prevista por la compañía, que barajaba prescindir de más de 100 empleados. Las indemnizaciones han llegado hasta los 50 días por año trabajado, tras las diferentes conversaciones con la plantilla que, pese a su tamaño, no cuenta con comité de empresa.

Fue a finales de septiembre cuando la dirección norteamericana de la empresa movía ficha. La desaceleración prevista del negocio internacional era la causa para tratar de meter la tijera en el equipo después del goteo de salidas que sucedió semanas antes. Su objetivo: recortar entre 100 y 150 puestos en el área internacional, nutrida principalmente por los más de 300 empleados de la antigua Ticketbis.

Según confirman fuentes conocedoras de las negociaciones, en total han sido algo más de 80 los que han salido con su carta de despido de la compañía. A estos se suman otras recolocaciones en diferentes oficinas repartidas por todo el mundo.

Desde la compañía no han querido hacer ningún tipo de declaración sobre la cifra definitiva de los afectados. Una portavoz se limita a recordar que el precedente de todos estos cambios hay que encontrarlo en el cambio de presidenta en Stubhub, tras lo que se ha llevado a cabo "una evaluación de nuestra estrategia, de las necesidades de los clientes y de la estructura y estamos realizando una serie de cambios, incluido el ajuste de recursos, para alinearlos con aquellos mercados donde hay más potencial".

50 días por año trabajado

¿En qué condiciones se han marchado? Según confirman diversas fuentes conocedoras de las salidas, las indemnizaciones han llegado hasta los 50 días por cada uno de los años trabajados. Éstas se han negociado de manera directa con la plantilla, donde no hay un comité de empresa pese a contar con los requisitos para poder contar con él.

Las cifras económicas de Ticketbis son una incógnita, pues la sociedad no presenta cuentas en España desde su compra en 2016 y Ebay no desglosa qué parte del negocio de Stubhub procede de la división internacional. Es una realidad que las previsiones que tienen sobre la mesa en la matriz no son especialmente halagüeñas. De enero a septiembre de este ejercicio logró 757 millones de euros de ingresos, un 7% más.

La venta de Ticketbis ha sido una de las más relevantes del ecosistema startup español. Tras meses de negociaciones, que llevaron al límite a la caja de la firma de reventa de entradas, se cerró en junio de 2016. Ebay pagó 165 millones de euros para hacerse con la empresa que contaba con más de medio centenar de accionistas, entre los que se encontraba el fondo de capital riesgo privado Active Ventures, con sede en Barcelona. Por encima de esa cifra se encuentran otras operaciones como la de Social Point, adquirida por Take Two por 250 millones de dólares, o Privalia, que pasó a manos de su competidor francés Venté Privée por unos 500 millones de euros.

Otros despidos en startups compradas

El caso de la startup fundada por Jon Uriarte y Ander Michelena -ya fuera de la gestión tras su salida prematura- no es el único entre startups españolas compradas por gigantes que finalmente han reducido plantilla un tiempo después. La última en mover ficha ha sido Olapic, fundada por tres españoles, que despidió a decenas de empleados al no haber cumplido las previsiones de crecimiento de su dueño, la histórica Monotype (dueña de tipografías como The Times New Roman).

A estos hay que sumar otros como La Nevera Roja, que despidió a 35 empleados tras su venta a Just Eat, principalmente por tener muchas duplicidades en puestos Representaba casi el 70% del equipo fundado por los españoles José del Barrio e Íñigo Juantegui.

Trovit también ha recortado su plantilla después de tres años bajo el paraguas de los japoneses Lifull: según sus últimas cuentas, fueron 35 salidas las que se produjeron durante el año 2017, es decir, en torno a un 30% de su plantilla total.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios