Domingo, 20.10.2019 - 09:24 h
Por los minoritarios del área de Agua

FCC echa el freno y reduce un 15% sus beneficios durante el primer semestre

La constructora en manos del magnate mexicano Carlos Slim consigue aumentar sus ingresos en un 5,5% hasta los 2.993 millones.

Carlos Slim y Esther Alcocer Koplowitz en el último 'investors day' de la compañía.
Carlos Slim y Esther Alcocer Koplowitz en el último 'investors day' de la compañía. / José González

FCC, la constructora que capitanea el magnate mexicano Carlos Slim, ha echado el freno. La compañía ha cerrado el primer semestre del año con unos beneficios de 128,9 millones de euros, lo que supone una reducción del 15% frente a los 151,7 millones de euros obtenidos en igual período de 2018, tal y como han comunicado a la CNMV este mismo miércoles.

Según explica la compañía, esta reducción se debe principalmente al aumento de 27,8 millones de euros correspondientes a los accionistas minoritarios, ubicados principalmente en el área de Agua. Como consecuencia, el resultado bruto de explotación del grupo continuó marcando un camino en positivo, alcanzando los 461,3 millones en el primer semestre del año, lo que supone un aumento del 9,3% respecto al ejercicio anterior.

De acuerdo con la memoria explicativa de lo estados financieros, este resultado está apoyado en el aumento de los ingresos generados en todas las áreas de actividad del Grupo. En este sentido, las ventas no han dejado de crecer y a cierre del primer semestre del año se han situado en los 2.993 millones, un 5,5% más que en el mismo periodo del año anterior.

En cuanto a los ingresos, el área que más crece es el de construcción con un incremento del 11,3% a cierre de este periodo hasta los 5.024 millones. En concreto, y trayendo las cifras a España, la mejora de este área es aún más importante ya que ha experimentado un notable crecimiento del 67,9% debido a nuevas contrataciones como son la remodelación del estadio de fútbol del Real Madrid o el proyecto de construcción del corredor del mediterráneo de alta velocidad Murcia-Almería. 

Por su parte, el margen operativo se elevó al 15,4%, gracias a la mayor contribución de las áreas de negocio, destacando Medio Ambiente y Agua que en conjunto generaron un 76,3% del Ebitda consolidado en el periodo.

En el lado contrario, la deuda se sitúa en 2.972,2 millones de euros, lo que representa un incremento de 280,8 millones de euros respecto diciembre 2018. Este aumento se debe a, según indica la compañía, la expansión del capital circulante e inversiones de crecimiento en curso. En cambio, si se compara de forma internaual, la constructora en manos de Slim y las Koplowitz ha reducido su pasivo en 866,4 millones de euros.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios