Demora de los proyectos

El sector fintech acusa a Protección de Datos y al Sepblac de frenar el sandbox

Pese a la buena coordinación que se observa entre las grandes autoridades de supervisión, los participantes en este espacio de pruebas detectan falta de implicación de las agencias de menor tamaño. 

Dirección General del Tesoro y Política Financiera, sede del Tesoro Público.
Dirección General del Tesoro y Política Financiera, sede del Tesoro Público.
Google Maps

El sector fintech teme que el sandbox, una de las mayores innovaciones financieras a nivel europeo en la que España ha sido pionero, termine fracasando por falta de implicación e impulso desde el sector público. Las grandes autoridades, como el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) o la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, demuestran una buena coordinación. No obstante, las agencias más pequeñas, como el Sepblac -la Unidad de Inteligencia Financiera de España- y la Agencia de Protección de Datos no se estarían implicando lo suficiente. 

Fuentes cercanas a las instituciones de mayor tamaño están convencidas de que su colaboración está siendo muy buena. Algunas como el Banco de España y la CNMV están acostumbradas a trabajar estrechamente y este proyecto no ha supuesto ningún problema. Con el Tesoro, impulsor de este espacio controlado de pruebas, hubo al comienzo algo de desequilibrio al ser una novedad, pero los engranajes ya funcionan perfectamente. En todo caso, recuerdan que habitualmente los proyectos se reparten según ámbito de actuación entre supervisores y lo normal es trabajar de forma autónoma una vez han sido asignados. 

Los supervisores no detectan esta falta de involucración, aunque reconocen que al principio Protección de Datos puso algunas trabas

Respecto a la percepción de las fintech de que las agencias más pequeñas no están involucradas lo suficientemente no están de acuerdo. Reconocen que al principio la Agencia de Protección de Datos trató de poner algunos obstáculos con intención de cambiar parte del procedimiento para ajustarse a la normativa comunitaria, lo que provocó retrasos en los expedientes. No obstante, este escollo quedó resuelto desde la primera convocatoria. Desde el Sepblac no detectan esa falta de implicación a la que alude el sector de la tecnología financiera. 

Las fintech están convencidas de que la Autoridad Supervisora en materia de prevención del blanqueo de capitales y Protección de Datos estarían siendo en parte los causantes de que se estén demorando muchos proyectos y los propios procesos internos del sandbox. La firma del protocolo se llegó a alargar en algunos casos de la primera edición hasta seis u ocho meses, lo que habría generado cierta cautela y menos compañías participantes en la segunda y en la tercera convocatoria, según ha comentado a este periódico el presidente de la Asociación Española de Fintech e Insurtech (Aefi), Rodrigo García de la Cruz. Esta última cerró su edición el pasado 22 de abril.

Menos candidatos pero más encajables en el proyecto

Desde el lado promotor tienen la impresión, en cambio, que la menor participación en estas dos últimas ediciones ha sido resultado de la postulación de candidatos más ajustados al proceso. En la primera edición llegaron muchas solicitudes y fueron pocas los seleccionados. "Había una fiebre de proyectos que en realidad no se correspondían con el objetivo del sandbox financiero", han remarcado desde una de las principales autoridades supervisoras. Muchos no encajaban, otros no tenían sentido dentro de este espacio controlado y en algunos casos no contaban con la suficiente madurez

Las fintech creen que es necesaria una revisión del procedimiento con el fin de agilizar los procesos y generar un efecto llamada

En la asociación fintech insisten en que se le ponga "más cariño" entre todos para que esté a la altura y cumpla las expectativas que todos tenían hace dos años. Consideran que este 'arenero regulatorio' es una herramienta de la que sentirse orgullosos, de la que no disponen ni países como Francia o Alemania. Por ello, entienden que es es importante involucrar más a la Agencia de Protección de Datos y al Sepblac para que realmente sean parte del sandbox y, obviamente, que haya una apuesta decidida por el Tesoro para que esto realmente siga. Creen que es crucial que se revise el procedimiento con el fin de pensar en cómo se puede agilizar y cómo se puede actualizar.

La prioridad es conseguir casos de éxito con compañías que salgan del sandbox con proyectos aprobados, algo que todavía no ha ocurrido, para generar ese 'efecto llamada'. En relación a los puntos de mejora, la patronal de las fintech destacada dos como prioritarios: la aceleración de los procesos de acceso y la aceleración de los procesos de gestión del protocolo para intentar agilizar las conexiones.

Mostrar comentarios