Miércoles, 18.07.2018 - 14:06 h
Opa de ACS y Atlantia

Florentino fía al Gobierno de Sánchez los últimos flecos para la toma de Abertis

Los futuros ministerios que sustituyan a Industria y Fomento serán los encargados de dar el 'sí' definitivo al traspaso del gestor de autopistas.

El presidente de ACS, Florentino Pérez.
El presidente de ACS, Florentino Pérez. / Efe

Un cambio de actores que nadie esperaba cuando la operación está entrando en la recta final. Atlantia y ACS, los dos socios en la toma de control de Abertis, ya poseen más del 83% del gestor de autopistas. Su opa ya ha acabado pero aún le quedan los últimos pasos que dar. Por un lado, llegar a tener el 100% del accionariado. Por otro, dibujar la nueva estructura societaria. Y, en este último movimiento, va a entrar en juego el nuevo Gobierno encabezado por Pedro Sánchez.

El futuro Ejecutivo socialista será el encargado de dar las autorizaciones pendientes para permitir el traspaso societario de una compañía que gestiona activos de titularidad pública y sensibles para el Estado, como son algunas de las principales autopistas de peaje y los satélites de Hispasat que, entre otros, emplea el Ministerio de Defensa.

Una sucesión de autorizaciones (y reproches desde la saliente Administración Rajoy) que se han encadenado  a lo largo del último año. Primero, tanto ACS como Atlantia tuvieron que solicitar permisos por separado a los responsables de los Ministerios de Fomento y de Industria y Agenda Digital. En el caso de la compañía presidida por Florentino Pérez no hubo disparidad de criterios. No así en el caso de Atlantia. Tanto Álvaro Nadal como Íñigo de la Serna, los ministros responsables de Agenda Digital y de Fomento, criticaron la falta de diligencia de la compañía transalpina.

Los pasos pendientes

Ya como opa conjunta, ACS y Atlantia volvieron a pedir autorizaciones al Ejecutivo, que no vio problema. La oferta se ha canalizado a través de Hochtief, filial de ACS. Ahora, volverá a haber un nuevo traspaso. Cuando las dos compañías tengan el control absoluto de la sociedad, bien sea a través de una nueva oferta de exclusión o a través de la adquisición de acciones en el mercado, traspasarán Abertis a una compañía, de la que aún no se conoce el nombre.

Por ello, tendrán que volver a empezar esa fase de peticiones con la administración, según detalló el ya presidente de Abertis (y consejero delegado de ACS, Marcelino Fernández Verdes) tras la última junta de accionistas de la constructora. La diferencia, que ahora tendrán que negociar con un Ejecutivo de otro color político.

En esa nueva sociedad, que tendrá su sede social en España, Atlantia tendrá el 50% de las acciones (más una), mientras que ACS dispondrá del 30% y su filial alemana Hocthtief, el restante 20%, menos una acción. Esa será la distribución del capital sobre el papel, pero aún queda pendiente saber cómo será el reparto de funciones ejecutivas.

Por el momento, lo único que está definido es que Marcelino Fernández Verdes ejercerá como presidente, mientras que el máximo ejecutivo de Abertis seguirá siendo José Aljaro, quien está al frente del gestor de autopistas tras la marcha a Gas Natural Fenosa, a principios de año, de Francisco Reynés.

Mientras se espera el desembarco de nuevos directivos, la compañía aún dueña de Hispasat sigue con su día a día. En las últimas semanas ha reforzado el capital de Abertis Internacional, la división con la que está pilotando su crecimiento en Asia. También, de Abertis India, a la que acaba de inyectar casi 1,8 millones de euros para reforzarla de cara al crecimiento que tiene previsto en esta zona geográfica.

Florentino fía al Gobierno de Sánchez los últimos flecos para la toma de Abertis

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios