Martes, 17.07.2018 - 15:50 h
Equivale a más de la mitad de sus ingresos

Gallina Blanca (Carulla) sale al rescate de filiales en África y Asia con 400 millones

Suma una veintena de filiales, la mayoría son divisiones en mercados africanos, que le han permitido disparar sus ingresos a 730 millones de euros.

Gallina Blanca
The GB Foods, dueño de la marca Gallina Blanca, suma una veintena de filiales. 

Tener casi una veintena de filiales, la mayoría de ellas en países africanos, y llevar a cabo una reestructuración de activos y sociedades, ha obligado al grupo de alimentación The GB Foods, controlado por la familia catalana Carulla, a realizar varias inyecciones millonarias de fondos. A lo largo de 2017 tuvo que aportar más de 400 millones vía ampliaciones de capital (en algunos casos, incluida prima de emisión) para reforzar una decena de esas compañías, la mayoría vinculadas a su actividad en África, también a India y Hong Kong.

La ampliación más elevada en cuantía la ha realizado en GB Foods Africa B.V., con sede en Holanda. En su caso, le ha inyectado más de 150,9 millones de euros. De ellos, 138,3 son prima de emisión. El resto, en Jumbo Africa (18 millones); GB Foods Senegal (3 millones); GB Foods Africa Global Trading (112.6 millones, de ellos 78,8 vía prima); GB Foods Hong Kong (27,6); Africa Continental GB Foods Trading Nigeria (1,37) y GB Foods India Trading Private (2,1 millones), según detalla en las cuentas anuales consolidadas.

La última compañía en la que ha inyectado fondos es GB Foods Africa Holdco, también con sede en Holanda, donde la dueña de Gallina Blanca controla el 51% del accionariado. En este caso, la inyección de fondos que le corresponde a la firma catalana es de 83 millones de euros.

Estas aportaciones llegaron en un año en el que la compañía matriz de las pastas El Pavo llevó a cabo lo que denominó 'proyecto Pomodoro', que consistió en la compra de activos (marcas, licencias, fondo de comercio, activos productivos, etc.) y, también, de algunas sociedades africanas. En esas cuentas de 2017 indica que, entre otros, compró activos en Reino Unido, Hong Kong, Nigeria o Dubai. También adquirió las sociedades Conserveria Africana Ghana Ltd. y Conserveria Distribution Ghana; o Starwood Holdings Corp, localizada en Guinea Conakry.

Dispara sus ingresos

Tras estas decisiones estratégicas, el 2017 fue un buen ejercicio para The GB Foods. Elevó sus ingresos más de un 35%, a 730,9 millones de euros. Su beneficio creció aún más rápido, porque despegó más de un 38%, a 39,7 millones. La mayoría de sus filiales cerró el ejercicio con beneficio positivo. La española Gallina Blanca, por ejemplo, ganó 19,9 millones. Los números rojos más elevados correspondieron a GB Foods África Global Trading, que perdió más de 10 millones.

Y, después de estos cambios societarios, ha recortado el peso de Europa en su negocio. Al cierre de 2017, la Unión Europea aportaba el 59% de sus ingresos (un año antes era el 80%). Y África recorrió el camino contrario, porque al cierre de diciembre presentaba el 37% de su actividad (en 2016 era el 14%). Mientras, el resto del mundo sólo representó un 4%.

La empresa tras Yatekomo explica en su informe anual que mantiene el objetivo de "racionalizar tanto su portafolio de productos como los mercados en que desarrolla su actividad a través del conjunto de sus sociedades dependientes". El objetivo es centrarse en las marcas particulares de cada mercado.

Ha aumentado su negocio y, también, su plantilla. The GB Foods no desglosa cómo distribuye su personal por países. Sí indica que ha crecido, prácticamente, al mismo ritmo que sus ingresos, casi un 36%, a 2.404 personas. Lo que se mantiene estable es su deuda financiera a largo plazo, que repite en el entorno de los 25 millones de euros.

También explica que mantiene discrepancias con las autoridades fiscales de varios países en los que opera. En España, por ejemplo, por su Impuesto sobre Sociedades entre 2008 y 2011 (que mantiene en los tribunales, en concreto, en la Audiencia Nacional). Y vive situaciones similares en otros mercados, como Argelia o Italia, donde también tiene sus impuestos bajo la lupa.

Gallina Blanca (Carulla) sale al rescate de filiales en África y Asia con 400 millones

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios