Miércoles, 23.05.2018 - 09:06 h
Facturó 357 millones en 2017

Garrigues advierte de un déficit europeo en la regulación de la economía digital

El despacho reivindica su condición de asesor jurídico de referencia para las grandes empresas tecnológicas en España y relanza su despliegue en Latam

Fernando Vives, Garrigues
Fernando Vives, presidente ejecutivo de Garrigues

"La Unión Europea tiene que tomar la iniciativa y hacer un esfuerzo para conseguir lo antes posible una regulación homogénea de la economía digital en toda Europa". El presidente ejecutivo de Garrigues, Fernando Vives, ha señalado la regulación de la nueva economía como uno de los principales déficits que arrastra Europa y ha considerado esencial resolver este asunto lo antes posible porque "es mucho peor la inseguridad jurídica que una mala regulación".

La firma realiza este análisis desde la condición, que reivindica, de primer despacho del país en asesoría jurídica de procesos de implantación digital y asesor de cabecera de los principales operadores de la economía digital en España. Una condición que también ha contribuido lo suyo a que Garrigues haya cerrado el ejercicio de 2017 con un crecimiento del 2,2% y una facturación global de 357,13 millones de euros, que, no obstante, se ha visto impulsada de forma especialmente significativa tanto por su negocio en Latinoamérica como por la singular efervescencia del mercado de fusiones y adquisiciones empresariales en España.

Garrigues asesoró el año pasado 122 operaciones de fusión o adquisición de compañías, que movieron un volumen global de 35.000 millones de euros. Estas grandes cifras situaron al despacho como el primero en este ámbito, según el ránking de la agencia TTR. También asesoró dos de las cinco OPVs más grandes realizadas en Europa y asesoró operaciones de titulización de deudas por 25.700 millones de euros, lo que le sirvió para alcanzar una cuota de mercado del 80% en España en este área específica.

Objetivo: Latinoamérica

El despacho anda embarcado en la segunda fase de un proyecto para trasladar su posición de liderazgo en el mercado español a Latinoamérica. La primera fase de ese despliegue ha conducido a la firma a pasar en apenas un lustro de no tener presencia en el subcontinente a estar presente en 5 países y facturar 23,47 millones de euros en 2017, tras presentar un incremento del 30% en su facturación.

La segunda fase de ese despliegue pasa por consolidar su presencia en los países en los que ya opera (Chile, Perú, Colombia, Brasil y México) y abrir nuevas oficinas en Argentina o Uruguay y en algún país de Centroamérica para proporcionar servicio en la región.

Garrigues cerró 2017 con 32 oficinas (18 en España y 14 en el extranjero) y 2.045 personas en plantilla. De ellas, 1.427 son profesionales de la prácticas jurídica y 1.292 son abogados. El número de socios del despacho es de 280, de los que el 15% son mujeres. 

El despacho ha calculado que en los últimos cinco años la productividad de los profesionales de la firma se ha incrementado un 26,3% lo que ha derivado en que la cifra de ingresos por profesional en 2017 haya ascendido a 249.200 euros. La media en España fue de 265.400 y en el ámbito de Madrid, de 383.300 euros. 

El presidente ejecutivo de la firma, Fernando Vives, relativizó la importancia de esta cifra, muy utilizada como indicador cualitativo de la relevancia de los despachos en el mercado anglosajón. "Si nosotros solo hiciéramos mercantil en la ciudad de Madrid esa media sería muy superior, pero nosotros tenemos un modelo, nos gusta tener presencia en localidades españoles y también una práctica sectorial diversificada. Es poco certero utilizar esa cifra como indicador".

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios