Domingo, 17.12.2017 - 18:24 h
La compañía también ha recurrido las últimas disposiciones del Gobierno

Gas Natural reclama en el Supremo 400 millones por el parón de centrales de gas

La empresa denunció en 2016 ante la Audiencia Nacional la expulsión de sus centrales por el apoyo a las renovables; el caso ha pasado al Supremo

Isidro Fainé, presidente de Gas Natural Fenosa, junto al consejero delegado, Rafael Villaseca.
Isidro Fainé, presidente de Gas Natural Fenosa, junto al consejero delegado, Rafael Villaseca. / EFE

La guerra es abierta. Al Ministerio de Energía que encabeza el ministro Álvaro Nadal se le multiplican los incendios. El último, en el mercado del gas. La empresa Gas Natural Fenosa reclama en el Tribunal Supremo 400 millones de euros en concepto de responsabilidad patrimonial del Estado por el parón de sus centrales térmicas de gas desde el año 2009, cuando desde el Gobierno se incentivó el desarrollo de las energías renovables mientras se desplomaba el consumo.

Gas Natural presentó la demanda por responsabilidad patrimonial contra el Estado hace más de un año. Lo hizo en la Audiencia Nacional. Pero en octubre, confirman fuentes judiciales, el caso pasó al Tribunal Supremo. Sus argumentos: mientras el consumo de electricidad caía hasta un 3,5% en el periodo 2009-2014, la potencia renovable instalada -y retribuida en exceso en su opinión- creció más de un 50%.

Como consecuencia, fueron expulsadas las centrales de gas que la empresa puso en marcha para cumplir con las previsiones del Gobierno elaboradas en el año 2005. El daño para la cuenta de resultados: 400 millones de euros. Según el último informe de Red Eléctrica de España (REE), los ciclos combinados representaron en 2016 el 10,5% de la generación peninsular, con un coeficiente de utilización del 13%. Una ruina que se sostiene con apoyos.

La compañía no hizo comentarios sobre la reclamación en el Supremo y se limitó a señalar que, en su momento, anunció que pondría en marcha una reclamación patrimonial.

También por el Mibgas

Gas Natural también ha recurrido ante el Supremo las últimas disposiciones aprobadas por el Gobierno para mejorar el funcionamiento del mercado del gas (Mibgas) y, de paso, contener la escalada de los precios en el mercado eléctrico. En concreto, Gas Natural discute la obligación impuesta por el Ejecutivo de que las dos empresas con más cuota en el mercado gasista -Endesa y Gas Natural- aseguren un mínimo de existencias y transacciones en ese mercado.

Gráfico centrales gas
Gráfico centrales gas


Al Tribunal Supremo, por lo tanto, se le acumula el trabajo. No es una sorpresa. Las eléctricas recurren sistemáticamente al alto tribunal para que decida sobre cuestiones como la financiación del bono social o las multas que reciben de la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC).

Pero la cuestión del mercado del gas y los ciclos combinados tiene miga. Porque afecta a la planificación en el sistema energético, a la solvencia de los estudios que le sirvieron de base y hasta a los criterios que deben guiar las inversiones de grandes compañías cuyos beneficios dependen en buena parte del Boletín Oficial del Estado (BOE).

La base de la reclamación de Gas Natural en el Supremo está en la planificación que se elaboró a principios de siglo, una época marcada por grandes expectativas de crecimiento del consumo eléctrico y apreturas en los márgenes para cubrir la demanda. La planificación fue indicativa, es decir, formalmente no obligaba a las empresas a invertir. "Pero estábamos al borde del apagón", sostienen fuentes de las empresas.

Obligatorio o indicativo

La Ley 54/97 del Sector Eléctrico establecía una planificación obligatoria para las redes de transporte, e indicativa en todo lo demás. Dicha Planificación se publicó en 2002, se revisó en 2005 y abarcaba hasta el año 2011.

Se dispararon las solicitudes para nuevas instalciones. A 30 de septiembre de 2005, las peticiones de estudio de conexión a la red para la instalación de nueva generación eléctrica sumaron más de 60.000 MW de ciclos combinados y más de 35.000 MW en régimen especial. Para 2011 se preveía que la potencia en centrales de gas aumentara hasta la horquilla de 26.000 MW a 30.000 MW. Y ahí se han quedado, 27.000 MW, que funcionan poco y se mantienen gracias a los pagos por capacidad.

Las grandes expectativas, tanto en consumo como en beneficios, se quedaron en nada. Gas Natural se aferra a la planificación; el Estado, a que esa planificación no era vinculante. Como en otros asuntos que afectan al recibo de la luz , el Supremo tiene la última palabra.

Mientras se encona la pelea, la complicada situación meteorológica por la que atraviesa el país ha resucitado las centrales de gas. El martes 5 de diciembre, los ciclos combinados generaron 289 GWh de electricidad, marcando un nuevo récord diario desde hace al menos seis años, según datos de Red Eléctrica. El dato es importante porque en el mercado mayorista eléctrico (40% del recibo), el precio lo marcan el gas y el carbón. Y no es barato.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios