Domingo, 19.01.2020 - 17:58 h
Según datos de la CNMC

Las familias dicen 'game over': dejan de gastar más para internet y TV en casa

Los paquetes de fibra y móvil siguen una caída continuada en el desembolso de los clientes, mientras que los que incluyen TV se frenan.

Estancamiento del gasto de telecos

Después de años de subidas continuas, las familias han congelado su gasto en telecomunicaciones. En el último año, las operadoras han visto cómo sus ingresos por hogar se han visto estancados y, en algunos casos, rebajados. La guerra de precios desatada en el último año y medio y el mayor crecimiento del 'low cost' y de ofertas de gama 'media' más allá de los premium están detrás de estos cambios. Estos últimos, que incluyen contenidos televisivos, se han mantenido sin cambios en los 79 euros en los últimos cinco trimestres, según las últimas cifras de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Telefónica sacudió el sector de las telecos en el año 2012 cuando decidió 'paquetizar' su servicio en Fusión. El resto de operadores le siguieron. Primero fueron paquetes básicos de banda ancha y telefonía fija y móvil. Luego se han sumado no sólo los servicios audiovisuales de cada uno de ellos, sino también otras plataformas con contenidos incluidas en la factura como Netflix o Amazon Prime. Desde el año 2016, se impuso una estrategia clave: 'Más por más'. Más servicios -no sólo velocidad en la fibra, sino datos o las competiciones de fútbol- no siempre reclamados por los clientes por más precio, especialmente en las gamas más altas.

En los dos últimos años se han producido dos factores que han cambiado las condiciones del mercado. Por un lado, la aceleración del cuarto operador, Másmóvil, y de otros como los rumanos Digi que han introducido aún más competencia al sector. Se han lanzado paquetes cuádruples (telefóno fijo y móvil y banda ancha fija y móvil) por precios muy inferiores a los que se barajaban por las principales marcas de las tres grandes operadoras, lo que les ha obligado a desempolvar sus marcas más centradas en el 'low cost'.

El otro factor determinante es el de la guerra de descuentos que se desató, fundamentalmente, en verano de 2018 y que hoy sigue teniendo sus réplicas, aunque con menor intensidad. Una batalla que llevó a recortar un 50% las tarifas ofrecidas a clientes de competidores, con el objetivo de captarlos y rentabilizar la fuerte inversión del fútbol (unos) o defenderse para evitar la huida de clientes (otros). Esto ha empujado a la baja ese gasto en un buen puñado de hogares.

Las consecuencias ya se están viendo en los números. Las últimas estadísticas hechas públicas por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) concluyen que el desembolso de las familias se ha estancado claramente. En el caso de los paquetes básicos de fibra y móvil se han recortado hasta los 50 euros desde que se tocara techo en el tercer trimestre de 2016 (54 euros). Los que incluyen también la televisión son los que han vivido una subida mucho más pronunciada en los últimos años, por el fútbol. Pero lleva estancado en los 79 euros desde hace casi dos años.

Las previsiones de las operadoras para los próximos trimestres no son, precisamente, halagüeñas. No sólo por las tendencias comerciales, y la potencia del 'low cost', sino también por un enfriamiento de la economía, que llevaría a más familias a optar por paquetes más económicos y, por tanto, rebajar el desembolso anual de su contrato. "El mercado se ralentiza y hay más actores en el 'low cost'; todo ha llevado a un cambio radical y ha hecho que el valor total del mercado esté bajando", apuntó recientemente el consejero delegado de Orange, Laurent Paillassot.

Ingresos a la baja

Telefónica, siendo el operador dominante y con mayor capacidad para crear mercado en un terreno de juego sin apenas crecimiento, ha vivido un estancamiento claro de sus ingresos en los últimos trimestres, con una mejora en verano (un 1% más). Sus dos principales competidores, Vodafone y Orange, han estado en rojo en los últimos periodos. Y todo apunta, según confirman varias fuentes del mercado, que siguió siendo así en el trimestre navideño tanto para los británicos como para los franceses. El único que se salva de la quema es, precisamente, el 'desafiador', Másmóvil.

Este es el panorama que vive el sector de las telecos. Y es un panorama que tiene un reflejo también en los mercados financieros, donde el inversor sigue castigando una y otra vez las acciones de las principales compañías. El margen para mejorarlo se acorta. Y los últimos datos de la CNMC así lo confirman.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING