Sábado, 30.05.2020 - 09:09 h
Fuga de la "injusticia" en Japón

Ghosn tenía dos pasaportes franceses y pudo usar uno para entrar al Líbano

El presidente de Nissan escapó de la Justicia nipona a Beirut a bordo de un avión privado en un viaje con escala en Turquía.

Carlos Ghosn
Ghosn tenía dos pasaportes franceses y pudo usar uno para entrar al Líbano/ NISSAN

El expresidente de Nissan Motor, Carlos Ghosn, huido de la Justicia de Japón, contaba con dos pasaportes franceses y uno de ellos pudo utilizarlo para entrar legalmente al Líbano, informó este jueves la cadena pública nipona de televisión NHK. La Fiscalía de Japón ha registrado su casa en Tokio este jueves en el marco de la investigación por su fuga.

Ghosn, de 65 años, que estaba en libertad bajo fianza en Tokio desde el pasado 25 de abril y a la espera del juicio por las irregularidades financieras de las que se le acusa, apareció este martes en Beirut después de salir clandestinamente de Japón. El expresidente de Nissan tiene tres nacionalidades (brasileña, francesa y libanesa), pero, según fuentes conocedoras del caso consultadas por la cadena NHK, contaba con dos pasaportes franceses.

Su situación es complicada, pero ya ha recibido apoyos. La secretaria de Estado de Economía y Finanzas de Francia, Agnès Pannier-Runacher, afirmó este jueves que Ghosn no sería extraditado si regresara a Francia, tras haberse fugado de la Justicia nipona:  "Si Ghosn viniera a Francia no le extraditaríamos porque Francia no hace eso con sus ciudadanos, es una regla", indicó Pannier-Runacher en una entrevista en la cadena BFM TV.

Las condiciones fijadas para su libertad bajo fianza exigieron a Ghosn entregar a sus abogados los pasaportes que poseía, y el jefe de su equipo legal, Junichiro Hinoraka, confirmó el martes que tenía en su poder tres pasaportes. Inicialmente, todos los pasaportes estaban en poder de los abogados, pero en mayo pasado su defensa legal pidió cambiar algunas de las condiciones de la libertad bajo fianza y el juez permitió a Ghosn conservar uno de los dos pasaportes franceses.

Ese documento se encontraba en una caja de seguridad en poder de Ghosn y, según las fuentes citadas por NHK, la llave la tenían los abogados. En sus declaraciones a los periodistas, el martes, Hinoraka no mencionó este hecho. Las autoridades del Líbano han asegurado que Ghosn entró en ese país usando un documento libanés de identidad a su nombre, así como un pasaporte francés. Llegó a Beirut en un avión privado y en un viaje con escala en Turquía.

Aunque el mismo martes Ghosn confirmó que había salido de Japón para escapar a la "injusticia" nipona, evitó dar pistas sobre cómo pudo llegar a Beirut, y, de acuerdo con fuentes oficiales japonesas, se carece de registros de migración sobre su salida del país. Horas después de que el mismo Ghosn confirmara que se encontraba en Beirut, el juez que le autorizó la libertad bajo fianza la revocó, lo que le hizo perder la suma depositada, unos 1.500 millones de yenes (12 millones de euros/13,8 millones de dólares).

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING