Martes, 16.10.2018 - 12:37 h
En pleno debate sobre su modelo laboral

Glovo cierra una ronda de 115 millones con la irrupción del dueño de Tagliatella

La valoración de la compañía se sitúa en los 250 millones, como adelantó La Información, y la cotizada Amrest se queda con el 10%. Entra Idinvest.

Glovo infla las ruedas e inicia con los fondos una nueva megarronda
Glovo logra esta 'megarronda' en pleno debate sobre su modelo laboral. / Glovo

La plataforma de recaderos bajo demanda Glovo ha finalizado la ronda de financiación con la que recibe una inyección de capital de 115 millones de euros. La operación se salda con la irrupción de Amrest, el gigante cotizado de la restauración dueño de La Tagliattela, que se queda con el 10% de la compañía española. Entra también el fondo francés Idinvest y suben su apuesta Rakuten, el fondo franco-chino Cathay y el español Seaya Ventures. La valoración se sitúa, como adelantó La Información, en los 250 millones de euros.

La operación, la segunda más importante de una 'startup' en la última década tras la cerrada por Cabify hace unos meses (160 millones de dólares) y cuyos términos principales fueron adelantados por Bloomberg, se produce en pleno debate sobre el modelo laboral de la startup de recaderos bajo demanda. De hecho, estos días se celebra el primer juicio tras la denuncia de uno de sus repartidores más veteranos.

115 millones más

La negociación de esta ampliación de capital comenzó en unos 80 millones de euros. Sin embargo, han ido sumándose inversores. La entrada de Amrest como uno de los co-líderes de la ronda ha incrementado su cuantía de manera significativa.

Amrest asegura en un hecho relevante publicado en la bolsa que ha inyectado 25 millones de euros, que le ha permitido quedarse con un 10% de la compañía española y un sillón en un consejo de administración que será presidido por Niall Wass, antiguo vicepresidente senior en Uber y asesor de la startup. Todo ese dinero no ha ido destinado a la ampliación pura, sino que también ha comprado acciones a inversores ya existentes.

Además de la cadena hostelera, entran el fondo francés Idinvest (Kantox) y el fondo letón GR Capital, accionista de su máximo competidor, Deliveroo. También participan en la operación los otros tres accionistas relevantes: el gigante japonés Rakuten, a través de su brazo inversor en startups, y el fondo franco-chino Cathay Innovation y el español Seaya Ventures (también accionista de Spotahome y Cabify).

En crecimiento...

La compañía espera cerrar el ejercicio, según sus propias previsiones, en 96 millones de euros de ingresos netos (frente a los 17 millones del año 2017), con un Ebitda negativo de 50 (frente a los 9,4 millones de un ejercicio anterior). Para 2019 se espera que haya beneficio operativo para unos ingresos de más de 400 millones.

Los ingresos netos de la compañía son los resultantes de las comisiones cobradas a los restaurantes y 'retailers' con los que llega a acuerdos y los pagos por cada uno de los envíos que efectúan los usuarios que contratan sus servicios.

Según sus datos, está presente en 17 países, algo menos de la mitad fueron abiertos en el último trimestre de la mano de Cabify a través de una 'joint-venture' en Latinoamérica, y con un millón de usuarios

... en pleno debate sobre su modelo

Esta operación se produce en pleno debate sobre su modelo laboral de repartidores. Al igual que ha sucedido con otras plataformas como Deliveroo, Glovo se enfrenta a su primer juicio en España tras la denuncia de uno de sus 'rider' que reclama que se identifique su relación con la empresa como laboral y no mercantil.

Por su parte, la Inspección de Trabajo ha determinado que sólo en Zaragoza había 326 falsos autónomos de la compañía. En total, le exige una sanción de 380.000 euros, según adelantó El Periódico de Aragón.

Ahora en Portada 

Comentarios