Sábado, 25.01.2020 - 10:21 h
Impuestos de las tecnológicas

Golpe fiscal a Apple: paga 14 millones tras la inspección a su filial de tiendas

Había provisionado más de 9 millones de euros ante esta investigación. Reserva otros 2,4 millones por una nueva inspección a la otra filial.

La tienda de Apple en la Puerta del Sol.
La tienda de Apple en la Puerta del Sol.

Hacienda asesta un duro golpe a Apple. La inspección fiscal de los ejercicios comprendidos entre 2009 y 2012 a la filial con la que gestiona las tiendas ha desembocado en el pago por parte de la compañía tecnológica de 14,1 millones de euros. La reserva de 9 millones que llevó a cabo hace más de un año se ha quedado corta.

Todo arrancaba con la inspección que llevó a cabo Hacienda para los ejercicios fiscales de 2010, 2011 y 2012 para diversos impuestos de la empresa (Sociedades, IVA e IRPF de no residentes). Se centró en la filial con la que la compañía gestiona las once tiendas que tiene repartidas en España.

Apple Retail Spain sabía que debía pasar por caja. Y por eso provisionó 9,1 millones de euros, incluyendo intereses de demora de 1,3 millones de euros. Sin embargo, el resultado de la inspección ha sido mayor: 14,1 millones de euros, con 2,3 millones de intereses, según queda reflejado en las cuentas de su ejercicio fiscal 2017 (concluido en septiembre) recién presentadas en el Registro Mercantil.

Se trata de uno de los mayores pagos a Hacienda de una tecnológica después de una inspección fiscal. Queda muy lejos de los 2,2 millones abonados por Amazon en 2016 o de la regularización que completó Google España años atrás.

Este no es el único desembolso al que se va a enfrentar el fabricante del iPhone en España. En su filial principal, Apple Marketing Iberia, se ha visto obligada a dotar una provisión de 2,4 millones de euros (y a pagar 1,5 millones de intereses) "como consecuencia de la finalización de la inspección fiscal correspondiente a los ejercicios 2011 y 2012", según queda reflejado en su memoria.

Otros gastos 'extra' en impuestos de la filial

En la memoria del ejercicio 2016, la compañía sumaba otras cantidades además de la provisión de 9 millones por otros ajustes fiscales. En concreto añadía 7,8 millones 'extra'.

De ellos, 3,8 millones procedían de gastos por impuestos "de años anteriores", sin que precisara cuáles eran esos ejercicios y si era a causa de alguna inspección. Y los otros 4 millones eran de otra inspección que comunicó en 2015.

Una estructura fiscal con sede en Irlanda

La estructura fiscal de las filiales españolas de Apple es muy similar a las del resto de grandes tecnológicas. Actúan como comisionistas de una matriz con sede en Irlanda, a la que cobran por diversos trabajos de marketing y promoción de sus productos y servicios. El grueso de las ventas producidas en el país se trasladan a tierras irlandesas, por lo que las cifras de negocio reflejadas en las cuentas de resultados no representan la actividad 'real' de la compañía.

En el caso de Apple Marketing Iberia, la totalidad de los ingresos percibidos durante el ejercicio 2017 procedieron de los servicios prestados a Apple Distribution International de Irlanda (33,9 millones) y a la estadounidense Apple Inc (6,1 millones).

¿Y en la filial de tiendas? El funcionamiento es similar. Cobraron 279 millones de euros (de los 382 millones de ingresos totales) a la matriz irlandesa. En el precio de transferencia de esas adquisiciones de los productos que luego se distribuyen en España (o de las prestaciones de servicios) está la clave en la que radica el mayor (o menor) pago de impuestos por parte de la filial española.

Las cifras declaradas de su negocio

Por tanto, Apple declaró en España durante el ejercicio fiscal pasado unos ingresos de 422,3 millones de euros entre las dos filiales (un 12% más). En el lado de la rentabilidad, la sociedad de las tiendas redujo ostensiblemente las pérdidas hasta los 370.000 euros, mientras que la de servicios también recortó los beneficios casi un 30% hasta los 7,4 millones.

En el equipo local no ha habido grandes cambios. La plantilla total de la tecnológica en España sumó 1.406 personas (119 en la de servicios), frente a los 1.365 de un año antes. Supone un crecimiento de apenas el 3%, según las cifras declaradas a cierre de ejercicio.

Microsoft y sus pleitos perdidos

Este pago de Apple se conoce después de que la Audiencia Nacional confirmara la liquidación de 11,9 millones de euros que le reclamó Hacienda por el Impuesto de Sociedades de los ejercicios 2004 y 2005. No aceptó la prescripción defendida por el gigante tecnológico, ni las diferentes discrepancias planteadas sobre la investigación fiscal.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING