Lunes, 22.04.2019 - 02:44 h
Primera sentencia

Golpe judicial a Deliveroo: consideran que los 'riders' son falsos autónomos

El fallo, por tanto, ha declarado el despido como improcedente al calificar la relación del repartidor de comida a domicilio como "laboral". 

Deliveroo capta 323,3 millones en nuevos fondos para impulsar su expansión
Un 'rider' de Deliveroo

La batalla judicial que enfrenta a Deliveroo con los 'riders' se ha saldado con la primera victoria para los trabajadores. El Juzgado de lo Social número 6 de Valencia ha fallado en favor de un repartidor de la compañía, Víctor Sánchez, al dictaminar que el trabajador de la empresa de reparto de comida a domicilio no era un autónomo sino que se trataba de un asalariado. 

El fallo, por tanto, ha declarado el despido del trabajador como improcedente al calificar la relación del 'rider' como "laboral" tras avalar la Inspección de Trabajo de Valencia que los repartidores deberían ser considerados trabajadores por cuenta ajena al controlar la empresa todo el proceso de producción. 

La compañía, no obstante, podría recurrir dicha sentencia ante el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Aun así, la magistrada ha condenado a Deliveroo a readmitir a dicho trabajador o a indemnizarle con 705,13 euros por el citado despido improcedente. 

Voces alertan del falso autónomo

La sentencia supone un fuerte varapalo para muchas empresas digitales. Las condiciones de trabajo de sus empleados distan mucho de cumplir los requisitos de la Organización Internacional del Trabajo. El concepto de autónomo se devalúa y la disponibilidad 24 horas crece, así como pagos por hora muy por debajo del mercado. Por ello, la patronal de empresas de trabajo temporal Asempleo fue la última en dar la voz de alarma y reivindicar una mejor regulación y un sistema de control en materia de prevención de riesgos laborales que garantice que todos los empleados cumplan los requisitos de seguridad y salud, y regular "cuanto antes" los empleos derivados de la digitalización, pero pide que el avance en la materia no se produzca "a costa" de los derechos de los trabajadores.

El modelo 'rider' de entregas a domicilio, basado en un repartidor ajeno tanto a la empresa que ofrece el producto como a la plataforma digital que lo pone a disposición de los usuarios, se ha convertido en un elemento o "factor tóxico" que pone en peligro la continuidad de este tipo de negocios, basados en el ahorro de costes con sistemas de "falsos autónomos".

Esta es la principal conclusión del estudio que el Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada realizaba sobre las perspectivas de futuro que tienen los diferentes sistemas de reparto o envío a domicilio de productos de toda índole tras la polémica desatada en los últimos meses sobre las condiciones de trabajo y el estatus laboral de los repartidores de empresas como Deliveroo, Ubereats, Stuart o Glovo. Todas ellas, según el estudio, los utilizan como trabajadores autónomos pese a que la Inspección de Trabajo les atribuye una relación laboral dependiente con esas empresas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios