Lunes, 16.12.2019 - 06:19 h
Sólo casos menores

Google, Facebook y Amazon se salvan de las garras de Competencia en España

Estados Unidos abre un frente contra los gigantes por sus prácticas anticompetitivas y sigue los pasos de la UE, Alemania, Italia o Reino Unido.

Fotografía Jeff Bezos
Amazon, junto con el resto de gigantes, diana de varias investigaciones / Cordon Press

Son la obsesión de las autoridades de la competencia de todo el mundo. Su poder y su tamaño no dejan de crecer. Estados Unidos ha estrechado el cerco sobre Google, Amazon o Facebook y da los primeros pasos para investigarlos por prácticas anticompetitivas. En el pasado ya lo hicieron Alemania, Italia o la propia Unión Europea (UE). En España, todas estas compañías se salvan de las garras del regulador, pues sólo se han enfrentado, al menos por ahora, a expedientes por denuncias menores que, en su totalidad, han sido desestimadas.

Estados Unidos ha sido el último en mover ficha. El Departamento de Justicia y la Comisión Federal de Comercio pondrán la lupa sobre Apple, Google, Facebook y Amazon por posible comportamiento anticompetitivo. Un paso que podría acarrear la primera revisión de las leyes antimonopolio de las últimas décadas y actualizarla a los nuevos modelo de negocio y a las nuevas prácticas empresariales.

La cuna de todas estas compañías se revuelve contra ellas por primera vez. Pero no es una excepción, ni mucho menos. En Europa ya estaban bajo el duro escrutinio de algunos de los principales países. Sólo en los últimos meses, Alemania, Italia y Reino Unido han abierto investigaciones contra algunas de ellas.

En España, expedientes menores

En España no ha habido investigaciones importantes en los últimos años por parte del regulador de la competencia (CNMC), ni tampoco por alguno de los ministerios del Gobierno de España. Fuentes oficiales de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia confirman que por ahora no ha habido investigaciones destacadas por su parte hacia estas compañías.

En estos años sólo ha habido expedientes vinculados a pequeñas denuncias de compañías de menor tamaño. Por ejemplo, en el caso de Google, la CNMC desestimó dos denuncias en 2011 y 2012, vinculadas a requerimientos particulares de firmas que recibieron la negativa del buscador a publicitar sus productos con un anuncio. Sobre Amazon también analizó un proceso iniciado por una asociación audiovisual sobre su política de distribución de películas en DVD. Todas ellas fueron desestimadas.

El resultado de los expedientes menores abiertos ha sido el mismo en otros titanes del sector como Apple y Microsoft. En el caso del fabricante del sistema operativo Windows, Competencia no vio abuso de su posición en varias demandas presentadas por proveedores o distribuidores de su software.

Sí que hubo mucho más miga en el caso de Oracle. En 2011, Competencia decidió incoar un expediente sancionador contra la compañía, uno de los fabricantes de programas informáticos más grandes del mundo y cuyos productos son utilizados por muchas administraciones y grandes empresas en España. Lo hizo después de la denuncia de Hewlett-Packard, que entendía que abusó de su posición al suspender todos sus desarrollos de 'software' para el procesador Itanium de Intel, utilizado por la propia HP en su familia de servidores. Dos años después rechazaron sancionarla, al entender que no quedó acreditado. El Tribunal Supremo obligó a la CNMC a revisar su actuación, tal y como adelantó La Información. Y así lo hizo. El pasado mes de febrero repitió su pronunciamiento: no hay pruebas suficientes.

Gigantes en España

Pese a que aún no ha habido investigaciones a fondo sobre la posición de dominio de estas compañías, éstas tienen cuotas de mercado muy altas en los segmentos en los que se mueven. En publicidad online, Facebook y Google se reparten más del 60% del pastel, según las cifras de Infoadex. El buscador tiene una cuota de 92% y su navegador Chrome, de casi el 60%, según las cifras de la consultora NetMarket Share. Amazon es el líder absoluto en el comercio electrónico por encima de El Corte Inglés o PcComponentes, y también en segmentos clave para el funcionamiento de internet como la nube (a nivel mundial acapara el 32% de todo el negocio y no deja de crecer).

Estas compañías siguen con el acelerador pisado a fondo. Pero también viven hoy un escrutinio mucho mayor sobre sus acciones. Sólo Google ha recibido el mayor zarpazo, ejecutado por la Unión Europea y que ha supuesto el pago de tres multas que suman más de 8.200 millones de euros. Queda por ver en qué quedan todas estas investigaciones. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING