Domingo, 05.04.2020 - 12:56 h
Batalla por el talento

Las grandes tech blindan (aún más) a sus equipos en España: 40 millones en bonus

Esta política de 'stock options' para captar talento contrasta con las reducciones de plantillas locales de las telecos como Vodafone o Telefónica.

Stock Options tecnológicas

En la batalla por el talento de profesionales técnicos y desarrolladores, las 'stock options' se han convertido en una de las armas más utilizadas por las grandes multinacionales tecnológicas y también por las startups. Ante su crecimiento en España, elevan el blindaje a sus empleados: un 20% más de gasto en estos planes de incentivos a su personal hasta rozar los 40 millones de euros. En contraste se encuentran algunos de los grandes grupos de telecomunicaciones, que buscan competir en algunos servicios con este tipo de compañías y que han tenido que sacar la tijera para reducir sus equipos en los últimos años.

Apple, Amazon, Google, Facebook y Microsoft son las empresas más cotizadas en el mercado bursátil mundial. Entre todas suman una valoración de más de 4.600 millones de euros. Son los mayores empleados de equipos técnicos a nivel global. Y junto con salarios generosos, ofrecen planes de incentivos a través de opciones sobre acciones no sólo para reclutarles, sino también para evitar su 'fuga' vinculándoles a la compañía y motivándoles para lograr mejores resultados. En España, durante los últimos años el gasto en este capítulo no ha dejado de crecer.

En el ejercicio 2018, según las cuentas presentadas por cada una de las filiales de estas cinco grandes en el Registro Mercantil, ha elevado casi 20% el desembolso hasta rozar la barrera de los 40 millones de euros. Ofrecen, principalmente, acciones restringidas que están condicionadas a la permanencia en el equipo durante un tiempo limitado y permiten cobrar dividendos. La mayoría de las compañías sacan más la chequera o, al menos, mantienen la inversión. Pero despunta de manera importante Amazon. Y tiene una explicación.

El gigante del comercio electrónico ha pasado de tener una de las cifras más bajas a liderar, por mucho, este particular ranking. En 2018, uno de cada tres euros gastados en los incentivos de estas cinco grandes procedían de sus arcas. Y la razón hay que encontrarla en su rápido crecimiento: ha creado tres filiales en los dos últimos años y, sobre todo, ha levantado varios centros de desarrollo. En 2016 abrió uno vinculado al software en Madrid. Dos años más tarde, a mediados de 2018, inauguró uno dedicado a 'machine learning' e inteligencia artificial. A estos sumará otro centrado en el desarrollo de herramientas para Kindle, su lector digital. Todos estos proyectos requieren de ingenieros, con salarios mucho más elevados que los pagados a los empleados de baja cualificación de los diferentes almacenes.

En esta batalla por el talento, las 'stock options' es una forma también utilizada por startups, aunque de una forma mucho más modesta. Uno de los casos más llamativos es el de Glovo, donde en torno al 20% de todas las acciones están en manos de empleados y de su cúpula a través de uno de estos planes (serán ejecutadas en caso de que la compañía sea vendida parcial o totalmente, como ha sucedido en otras firmas del sector como la plataforma de moda outlet Privalia, el gigante de la reventa de productos de segunda mano Wallapop o el desarrollador de videojuegos móviles Social Point). La valoración de ese paquete se elevaría hasta los 200 millones de euros tras la próxima ronda que ya está ultimando. Jobandtalent mantiene también un porcentaje, incluso, más elevado.

Holaluz, otra startup con fondos de capital riesgo en su accionariado, ha sido la última que se ha sumado a esta ola. La comercializadora de electricidad aprobó un plan de incentivos justo antes de estrenarse en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con el que premiaba la venta de la empresa. El incentivo tiene un top: el 4% del total. A la valoración actual, este paquete -que se ha repartido entre empleados clave y la cúpula directiva- supondría unos 8 millones de euros.

Despidos Telecos

Las telecos, con la tijera

Esta batalla por el talento, principalmente tecnológico, implica a todos. No sólo alas empresas como Amazon o Google, sino también a las operadoras de telecomunicaciones. Unas operadoras que durante los últimos años han tratado de competir con sus servicios de valor añadido -al margen de una conectividad que se ha convertido en una 'commodity'-. Aquí se encuentra el ejemplo más claro: Másmóvil. La cuarta compañía ha premiado con generosos bonus a empleados clave y a la cúpula en los últimos años ante el avance en bolsa. En el caso de Telefónica, sus dos principales directivos, José María Álvarez-Pallete y Ángel Vilá, perdieron sus 'stock options' en 2017 y aprobaron un nuevo plan que lo vincularon a otros parámetros. Orange tiene un 'bonus' tradicional para sus ejecutivos y otro para la plantilla en función del Ebitda logrado.

Pese a todo, las compañías de este sector han sacado la tijera para recortar personal en los últimos años. La consolidación de 2015 acabó con sendos ERE en Vodafone y Orange. Un ERE que repitió Vodafone este año 2019 y que afectó a algo más de un millar de empleados. Telefónica ha reducido su plantilla en España gracias a dos planes de bajas incentivadas que le han permitido desprenderse de casi 9.000 empleados desde principios del año 2016. En total, todas las operadoras han destruido 10.000 empleos en casi cinco años.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING