Domingo, 27.05.2018 - 03:35 h
Entrevista con su fundador, Antonio González-Barros

Grupo Intercom: a la cuna de Infojobs y Softonic se le atraganta la liquidación

Colgó el cartel de ‘Se vende’ en todas sus participadas hace año y medio para liquidar y montar otro fondo pero sufre un retraso en la desinversión.

Antonio González-Barros, uno de los tres fundadores de Intercom junto a Joaquim Ferrer y Joaquim Falgueras.
Antonio González-Barros, uno de los tres fundadores de Intercom junto a Joaquim Ferrer y Joaquim Falgueras.

Es la cuna de compañías históricas del internet patrio como Infojobs o Softonic. Por sus manos han pasado algunas de las grandes ventas del sector. Ahora, Grupo Intercom vive un momento delicado. El hólding con sede en Barcelona colgó meses atrás el cartel de ‘Se vende’ a todas las participadas que aún tenía en cartera. Hace año y medio se propusieron deshacerse de todo lo que quedaba y liquidar el fondo casi dos décadas después de arrancarlo. Sin embargo, está siendo más complicado de lo esperado.

“La intención era liquidar todo el fondo, pero nos está costando más tiempo del previsto”, reconoce en una entrevista con Lainformacion.com el presidente del grupo, Antonio González-Barros. “El objetivo que nos marcamos era que para Navidad de este año 2018, este fondo lo tendríamos liquidado pero no lo vamos a conseguir”, admite. Quiere poner fin a 20 años de actividad con este fondo.

Lo que queda por vender

La razón por la que no se ha cerrado ya es, precisamente, el precio al que vender esos activos. “No aceptamos ofertas de valoraciones que creemos que no están a la altura para los mejores activos”, explica González-Barros.

Entre esas participadas que están tratando de colocar a buenos precios está la plataforma de formación online Emagister -de la que controla un 30%-, dos participaciones pequeñas en Multiestetica y Verticales Intercom; el Infojobs de Polonia; la red de podcasts Ivoox y Solostocks. Otras las han ido cerrando o las han vendido a precio de derribo, según apunta el propio González-Barros, como es el caso de Artesanum, Infoelder, Parabebés o Mundianimalia.

¿Y Softonic? La plataforma de software, que vivió un batacazo en 2014, fue vendida por el Grupo Intercom con la entrada del fondo de capital riesgo Partners Group en 2013. “Intercom como tal logró venderla a tiempo antes del batacazo”, reconoce el directivo. Sin embargo, quedan muchos de los casi 400 socios accionistas del Grupo como socios a título personal de la tecnológica (controlan en torno al 35% de la sociedad).

“Cometimos el error de no cerrar compañías a tiempo”

Uno de los males que se le achaca a González-Barros y su equipo está relacionado con la gestión de sus activos. Han aguantado demasiado antes de deshacerse de ellos. “Sí, en varias compañías hemos cometido el error de seguir inyectando fondos y no hemos conseguido que levantaran el vuelo”, concede.

Entre esas compañías en las que han perdido “muchos millones” de euros, él destaca Infojobs Italia. Lo operaron mediante su ‘spin-of’ Careesma. “Nosotros estuvimos desde el arranque hasta 2010, pero hasta 2014 seguíamos en el consejo e involucrados junto a Schibsted [el grupo noruego que adquirió Infojobs]”, apunta. Y lamenta la “gestión desastrosa, la valoración fuera de lugar” que hizo un banco de inversión cuando decidieron vender a su socio las acciones.

La historia también se repitió en India con una bolsa de empleo similar. “¿Teníamos que haber cortado antes? Sí, sin ninguna duda”, lamenta González-Barros, quien señala que el Grupo ha tenido dos tipos de pérdidas. Por un lado, estas dos de proyectos fallidos donde se perdieron millones de euros. Y otras vinculadas a empresas muy pequeñas en los que se invertía menos dinero.

Infojobs como operación clave

En el otro lado se encuentra la venta de la matriz de Infojobs, una bolsa de empleo que nació como una necesidad para reclutar personal en el seno del grupo y creada por el hermano del presidente, Nacho González-Barros. “Tuvimos la fortuna de que dos compañías, sobre todo, Infojobs, supusieron una venta importante”, explica el presidente, que suma también Softonic, que se valoró en 275 millones de euros justo el año de la venta a Partners Group y del batacazo marcado por la crisis de credibilidad se introducía mucha publicidad intrusiva y ‘malware’- y por el golpe sufrido por Google en cuanto a posicionamiento.

A estas dos operaciones suma otras de tamaño medio como Niumba (con la que ingresaron 10 millones de euros) al gigante Tripadvisor. Y, aunque con menos nombre, señala lo clave que fueron las tres primeras ventas cerradas en la primera etapa de Intercom: tres sociedades que se vendieron en el año 2000 por 1.500 millones de pesetas tras impuestos. Fue el origen del fondo: “Había 50 inversores, todos tomaron decisiones personales y dedicaron una cantidad para reinvertir”.

Años sin invertir: ¿Se quedó fuera?

En todo este tiempo ha puesto en marcha e invertido en medio centenar de empresas. El último proyecto ha sido Ivoox. “Llevamos siete años sin emprender nada nuevo; decidimos que dejábamos de emprender para dedicarnos a gestionar las operaciones de venta de compañías”, apunta González-Barros.

Ese aislamiento es uno de los aspectos señalados por varias fuentes del sector como una de sus particulares losas. El presidente admite la crítica y entre los factores señala el “mucho respeto” que le generaba el aluvión de fondos de capital riesgo que se crearon en los últimos años. “Nos dio la sensación de que ya era tarde para nosotros, con nuestro espíritu; somos más constructores o emprendedores que inversores”.

Y el inversor se sincera: “Antes, cuando nosotros invertíamos, tenía muy poco mérito por había muy poca gente invirtiendo ahora es muy complicado con tanto fondo pues el número de proyectos que pueden rendir son los que son… por eso ahora tienen mucho mérito los que han montado un fondo”.

A esto suma la configuración de Intercom, basado en inversiones pequeñas con porcentajes que superan el 50% de las acciones, pero con una duración en el tiempo mucho mayor hasta llegar a la venta.

¿Cómo funciona Intercom? A 300 millones de ‘beneficio’

El funcionamiento de Grupo Intercom ha sido muy diferente al de un fondo de capital riesgo al uso. Arrancó en 2001 con 200 millones de pesetas de entonces (tras las tres primeras ventas creadas a mediados de los 90). Se incrementó hasta los 600 millones de pesetas. La venta de Infojobs, que llegó en 2004, permitió reinvertir parte de lo ingresado.

“Nos parecemos más a una empresa hólding que a un fondo; no había fecha de cierre límite, ni cantidad concreta a invertir, ni la obligación o el compromiso de invertir al inicio”, explica González-Barros. Del total de lo invertido, esperan lograr un ingreso de más de 350 millones de euros, con unas pérdidas de en torno a 100 millones. “Todo esto si vendemos las ‘startups’ que hoy tenemos en cartera a las valoraciones que esperamos”, aclara. Esa cifra deberá ser repartida entre los 600 inversores con los que cuenta el fondo, otro aspecto que diferencia a Intercom de otras gestoras.

En este tiempo, no ha habido término medio en sus inversiones. Cinco de las compañías han permitido recuperar lo invertido, mientras que en una veintena lo han perdido todo, para hacer un “beneficio relevante” en otras 25.

El nuevo fondo

Tras estos años de actividad, el inversor está empeñado en liquidar Intercom para arrancar un nuevo fondo. Quiere invertir en no más de 4 compañías que deben tener un ADN de internet pero con una nueva tecnología más: inteligencia artificial, realidad virtual, big data, robótica, geolocalización o blockchain.

Su objetivo no es invertir “como un fondo, sino como emprendedores, involucrados y creados desde dentro”. El objetivo es alcanzar entre seis o siete proyectos. Pero eso no llegará antes de que se complete una liquidación que se le ha atragantado más de lo previsto.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios