Miércoles, 11.12.2019 - 20:44 h
Transición cuestiona la mitad de las circulares de Competencia

Guerra abierta entre CNMC y Gobierno por los recortes en el sector energético

La Comisión encargada de negociar los conflictos discutirá sobre la retribución de redes, los peajes y las autorizaciones de enganche a la red.

Los tres negociadores de la CNMC (izda) Marín Quemada, Joaquim Hortalá y Fernando Hernández; a la derecha, Domínguez Abascal y Maria Jesús Martín por el Ministerio de Transición. la silueta corresponde a un abogado del estado por determinar.
Los negociadores de la CNMC y Transición Ecológica: arriba, Marín (CNMC) y Domínguez (Ministerio). Abajo, Hortalá, Hernández y Martín y un abogado del Estado.

El Ministerio de Transición Ecológica ha decidido ir al choque con la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) para defender sus atribuciones en el mercado energético. El ministerio cuestiona siete de las catorce circulares que ha redactado Competencia y que han revolucionado el sector energético y, especialmente, a las empresas gasistas -Enagás y Naturgy-. Las diferencias tendrán que ser analizadas y negociadas en las próximas semanas por la Comisión de Cooperación constituida por las dos partes en liza, según lo previsto en el decreto de enero que devolvió competencias a la CNMC en el sector de la energía.

El reparto de funciones aprobado por decreto en enero entre la CNMC y el Gobierno establece que, con carácter previo al inicio de la tramitación de las circulares normativas de la CNMC, el Ejecutivo podrá emitir un informe sobre la adecuación de la propuesta a las orientaciones de política energética. Si hay discrepancias se convocará una comisión para resolverlas.

La guerra abierta entre un Gobierno en funciones y una CNMC que tiene a la mitad de sus consejeros también en funciones -incluido el presidente José María Marín- complica  el calendario de aprobación de las circulares en cuestión. En teoría, tienen que ser aprobadas antes del 1 de enero. Pero las discrepancias entre reguladores y lo apurado de los plazos para su envío al Consejo de Estado complican el proceso. 

Marín, de viaje en Nueva York

La Comisión que debe limar las diferencias entre las dos partes la encabezan el presidente en funciones de la CNMC José María Marín y el secretario de Estado de Energía, José Domínguez. No se ha reunido todavía y, si no hay sustitutos para los primeros espadas, tiene difícil hacerlo en los próximos días. El presidente de la CNMC está de viaje en Nueva York (EE UU) esta semana y tiene previstos desplazamientos también la próxima. Otra dificultad añadida es que, al menos en teoría, Marín debería llevar a las reuniones con el Ministerio de Transición Ecológica una posición definida y aprobada por el consejo de la CNMC para negociar cada circular cuestionada.

Marín y Domínguez tienen trabajo por delante. El Ministerio considera que la CNMC se ha excedido en su celo en la redacción de cuatro circulares que afectan a la retribución de las empresas energéticas, en las dos que concretan los peajes a aplicar en la facturas de electricidad y de gas y también en la que regula las conexiones a la red de electricidad. En este último caso, Transición considera que la CNMC ha invadido sus competencias. en el resto, alega que Competencia no ha seguido las orientaciones de política energética que establece el Ministerio.

La situación es delicada. Por ello, tanto la CNMC como el departamento que dirige la ministra Teresa Ribera habían procurado hasta ahora destacar las coincidencias más que las discrepancias desde que saltaron las primeras chispas entre instituciones, allá por el mes de junio. Pero las diferencias existen. El ministerio no ve con malos ojos que se aplique la tijera en determinadas retribuciones de las actividades reguladas de las empresas, lo que permitiría bajar los recibos de la luz y del gas. Pero es muy susceptible con sus competencias.

Condiciones más duras

El equipo de Ribera lo dejó claro en el informe que elaboró sobre la propuesta de la CNMC para endurecer las condiciones de acceso a la red de electricidad. En su opinión "corresponde regular al Gobierno, mediante Real Decreto (...) el marco general del procedimiento de otorgamiento de los permisos de acceso y conexión, el principio general de otorgamiento del acceso (cronológico u otros), la posibilidad de establecer otros mecanismos de asignación de capacidad (p.ej, subastas) y la posibilidad de realizar hibridaciones entre diversas tecnologías". 

El problema está en que el decreto que devolvió las funciones arrebatadas a la CNMC por el exministro Álvaro Nadal (PP) dejó libre demasiado campo de maniobra. Y la CNMC de Marín lo ha aprovechado en la primera oportunidad. Ha ocupado el campo en un área, la energía, donde no había trabajado como regulador.

Por parte del Ministerio de Transición los designados para negociar con la CNMC son el secretario de Estado de Energía, José Domínguez, la directora general de Energía, María Jesús Martín, y un (o una) representante de la Abogacía del Estado. La representación de la CNMC está a la altura. La encabezará el presidente, José María Marín Quemada, acompañado por el director de Energía, Fernando Hernández, y por el secretario del Consejo, Joaquim Hortalá.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING