Viernes, 10.04.2020 - 03:41 h
Cifras de la CNMC

La batalla de las telecos se calienta y alcanza otro récord de robos de clientes

En octubre, en plena guerra por los precios, se registraron 713.000 cambios de operador móvil, la cifra más alta de la historia.

La guerra no ha terminado. Y los fuertes descuentos, junto con el recrudecimiento en el segmento low cost, han llevado a un nuevo récord histórico de robos de clientes en el sector de las telecomunicaciones. En octubre se alcanzaron 713.000 portabilidades de contratos móviles en España, con Orange como el gran perdedor y, de nuevo, Másmóvil como el ganador.

El mercado está más caliente que nunca. Y la resaca del verano suele ser el momento de mayor actividad, pues es cuando los clientes suelen aprovechar para cambiar de operador, aprovechando descuentos. Pero el pasado mes de octubre fue especial porque logró los mayores números que se recuerdan, por encima de los 707.000 cambios de compañía que se registraron el año pasado, tras la durísima guerra del fútbol con Telefónica y Orange tratando de robar los clientes de Vodafone.

Hay que recordar que estas cifras de portabilidad, hechas públicas hoy por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), se interpretan en el sector como el mejor termómetro para medir esa temperatura comercial. Y desde hace más de un año este se encuentra en máximos, muy por encima de los números que se registraron antes del proceso de consolidación entre 2014 y 2015, con las compras de Jazztel y ONO por Orange y Vodafone, respectivamente.

El mercado 'low cost' sigue ganando terreno. Y la irrupción de numerosas ofertas convergentes (fibra y móvil) muy baratas ha revolucionado el sector. Másmóvil se ha convertido en el ganador de estos robos, sumando a sus filas 90.000 líneas móviles netas, junto con las OMV (38.400) entre las que se encuentra el gran revulsivo: la rumana Digi. La CNMC no precisa cuánto procede de ésta última.

Vodafone, con la ayuda del fuerte impulso de su marca 'low cost' Lowi, ganó algo más de 29.000 cuentas netas, mientras que el que sufrió comercialmente fue Orange, con 40.600 menos. Telefónica también está en rojo, pero con muchas menos perdidas: 6.100.

Desde la CNMC siempre han visto con buenos ojos este incremento de la competencia en el sector, con un mayor nivel de portabilidades. Su presidente, José María Marín Quemada, calificó de "hito" los números que se estaban registrando e insistió en que refleja que el consumidor "sabe lo que quiere, lo busca y, si no se lo da su compañía, se traslada".

La opinión es muy diferente desde las operadoras, que han insistido en la necesidad de una consolidación en el sector, como ya sucediera en 2015. Las compañías sufren un sobrecoste significativo en este nivel de robos de clientes, pues una alta tasa de abandono (conocido como churn) implica pérdidas después de un importante desembolso para volver a captar nuevos.

Este panorama se produce sólo con cuatro grandes grupos operadores nacionales -Telefónica, Orange, Vodafone, Másmóvil-, junto con la OMV Digi -que opera bajo la red mayorista de Telefónica-. Desde los primeros temen que la irrupción del quinto operador lanzado por Euskaltel, que trabajaría bajo la marca Virgin, elevaría aún más la temperatura. Este movimiento aún no se ha dado y las dificultades económicas del operador vasco han contribuido a ello. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING