Lunes, 23.07.2018 - 09:37 h
Por los ejercicios entre 2010 y 2014

Hacienda exige 61 millones a Ikea tras investigar su Impuesto de Sociedades

El gigante sueco de los muebles se pone un tope de entre 25 y 30 tiendas en España y recorta su beneficio un 19% hasta 92 millones de euros.

Imagen del interior de una tienda de Ikea.
Interior de una tienda de Ikea. / José González.

Ikea lleva años de discrepancias con Hacienda. Y no van camino de detenerse. La Agencia Tributaria ha exigido al gigante sueco de los muebles y la decoración más de 61 millones de euros tras la inspección abierta al Impuesto de Sociedades que abonó en España entre los años 2010 y 2014.

La multinacional sueca explica en su último informe anual que el 25 de octubre del pasado año recibió dos propuestas de liquidación de la Agencia Tributaria por importe total de 61,1 millones de euros (51,7 millones de cuota y otros 9,4 millones en intereses de demora), los cuales, indica, se atribuyen principalmente a las filiales con las que opera en España.

"Los principales conceptos cuestionados por la Administración Tributaria están relacionados con la deducibilidad de los servicios prestados por sociedades del grupo y deterioros de activos", argumenta Ikea. Una exigencia millonaria que no es definitiva, sino "provisional". La compañía ha firmado en disconformidad y ha presentado alegaciones ante el Inspector Jefe de la Agencia Tributaria. Y, por el momento, no hay decisión al respecto, según indican desde la multinacional.

Ikea tiene preparada una 'hucha' para hacer frente a estas discrepancias. En concreto, la compañía ha elevado en el último ejercicio sus provisiones de forma sustancial. A cierre de 2017 (año fiscal que concluye el 31 de agosto) contaba con provisiones para este tipo de contingencias por importe de 33,5 millones de euros, cuando 12 meses antes eran menos de la mitad: 13,2 millones. En total, Ikea cuenta con provisiones para responsabilidades por valor de 58,5 millones de euros.

La historia de Ikea y el fisco viene de lejos. De hecho, Ikea señala en su informe que ha sido inspeccionada desde su constitución [en 1983] por todos los impuestos. Procesos que se han saldado a su favor, salvo los que tiene abiertos. Entre estos, las inspecciones de sus impuestos entre 2010 y 2014. Además, el proceso similar por sus obligaciones fiscales entre 2007 y 2009. En este, aún tiene pendiente en la Audiencia Nacional un acta firmada en disconformidad por importe de 13,5 millones de euros.

Ventas online de 39,8 millones

Ikea desglosa sus discrepancias fiscales en la misma memoria en la que desvela cómo van sus ingresos, cómo se ha reducido su beneficio y cuántas ventas logra a través de su tienda online. Respecto a estas últimas, reconoce que son el 3% de su facturación. Así, su negocio online le aportó casi 39,8 millones de euros.

En conjunto, Ikea ingresó en España 1.325,9 millones en ese último año (un 2,6% más que en 2016). Una cifra que aumenta hasta 1.368,1 millones de euros si contabiliza la prestación de servicios. En España, operó ese año con sus 15 grandes superficies, más dos tiendas temporales (en Madrid y Barcelona) y una tienda urbana, de menor tamaño, en la madrileña calle Serrano.

Pese a tener más puntos de venta, el aumento de sus gastos de explotación y financieros, además de la actualización de provisiones, impactó negativamente en su beneficio, que se recortó un 19%, hasta 92,2 millones de euros.

De cara a este año, Ikea espera que su volumen de negocio crezca de forma similar, con un aumento de ventas del 2.7%. Y pone tope a su capacidad de crecimiento en España. Asegura que "la previsión máxima de tiendas en la península Ibérica será de aproximadamente 25 o 30" establecimientos. Su estrategia a 10 años, además de potenciar a través de internet, pasa porque "el 80% de los españoles tenga un Ikea a menos de una hora de casa".

Hacienda exige 61 millones a Ikea tras investigar su Impuesto de Sociedades

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios