Sábado, 23.06.2018 - 02:59 h
Incertidumbre en su rescate

Hacienda irrumpe en el rescate de Duro Felguera con una 'megainspección' fiscal

La Agencia Tributaria ha vuelto a poner en el foco a la compañía, con la que mantiene discrepancias por valor de 179 millones.

Imagen de un inmueble de Duro Felguera.
Imagen de un inmueble de Duro Felguera. / José González

Es un actor inesperado cuando la compañía aspira a la estabilidad para lograr sacar adelante la ampliación de capital que necesita. Hacienda acaba de abrir una nueva inspección al grupo Duro Felguera, justo después de acordar con la banca acreedora su plan de rescate. La abrió este mes, el 6 de marzo, según reconoce la compañía industrial en el informe anual que ha remitido a la CNMV.

La Agencia Tributaria tiene ahora bajo la lupa el Impuesto de Sociedades del grupo de los ejercicios 2013 y 2014, además del IVA, el Impuesto sobre la Renta y el de no residentes de ese último año, según detalla al supervisor del mercado. La compañía asegura que sus administradores "no esperan que, como consecuencia de dichas actuaciones de comprobación e investigación, puedan surgir pasivos adicionales de importancia que pudieran afectar a los estados financieros adjuntos", es decir, a los resultados de 2017. Un año que el grupo cerró con pérdidas superiores a los 254 millones de euros.

El equipo directivo no prevé un impacto adicional pero, lo cierto, es que esta nueva inspección añade incertidumbre al proceso de rescate de Duro Felguera que debe saldarse con una ampliación de capital 125 millones de euros y el respaldo de la banca acreedora, ya acordado. Banca, liderada por Santander y Sabadell, que ha pactado una quita del 75% de la deuda financiera pendiente de pago. Eso sí, siempre que encuentre inversores para sellar la ampliación de capital.

La empresa no prevé un impacto adicional a pesar de que los antecedentes más recientes ponen de relieve las discrepancias de Hacienda con la compañía. Se trata de inspecciones iniciadas en 2015, en este caso, para los ejercicios comprendidos 2011 y 2012, de las que ya ha habido consecuencias.

Las discrepancias hasta el momento

La compañía resume a la CNMV que, en mayo de 2017, la Agencia Tributaria reclamó a Duro Felguera 101 millones de euros por Impuesto de Sociedades (más otros 22 por intereses de demora). Además, una reducción de bases imponibles negativas del grupo por 27,5 millones y una reducción de las deducciones pendientes de aplicación en 2 millones. Estas discrepancias se centran en la aplicación de exenciones sobre las rentas procedentes del extranjero de la Unión Temporal de Empresas UTE Termocentro, su proyecto en Venezuela, de la que controla el 90%.

Hay más procedimientos, menos relevantes en importe, porque señala los acuerdos de liquidación de IRPF a esa misma UTE Termocentro, por 775.000 euros entre cuota e intereses de demora; la liquidación de IVA de Duro Felguera SA (por una suma de 3,15 millones); y el Impuesto de Sociedades de la misma (401.000 euros).

Y una sanción. El 1 de febrero de 2018, la Agencia Estatal de Administración Tributaria notificó a UTE Termocentro un acuerdo de resolución del procedimiento sancionador por importe de 23,04 millones de euros. "La sanción impuesta se fundamenta en la discrepancia de la administración respecto a la base imponible imputada por Termocentro", afirma Duro Felguera.

Considera que "no es probable" que ni el importe de dichas actas ni la sanción, que suman más de 179,8 millones de euros, se tengan que satisfacer y ha iniciado la vía de reclamación ante el Tribunal Administrativo Central (TEAC). "En consecuencia, la dirección ha considerado que no corresponde el registro de ningún pasivo", añade.

También apunta que "a la fecha, la sociedad no ha tenido que realizar ningún pago" y que la Agencia Tributaria "ha acordado la suspensión con aportación de garantías inmobiliarias". En concreto, indica que en relación con la liquidación del Impuesto sobre Sociedades (los 101 millones de euros más 22 de intereses) "la sociedad ha solicitado la suspensión de la ejecución del acuerdo de liquidación aportando garantías inmobiliarias por importe de 29 millones de euros y solicitando dispensa parcial de garantía por el resto del importe (94 millones", que está pendiente de resolución.

La opinión de la auditora

La situación de Duro Felguera es objeto de análisis de su auditora, EY. Hace énfasis en que el grupo presenta un fondo de maniobra negativo de 207 millones; un resultado consolidado negativo de 271 millones (254 restando los intereses minoritarios), y un patrimonio neto consolidado negativo de 165 millones de euros.

Además, la sociedad dominante, Duro Felguera SA, se encuentra en causa de disolución, al presentar un patrimonio neto negativo de 181 millones de euros. La sociedad está en proceso de reestructuración de su deuda y de conseguir una nueva línea de financiación, sujetos a la ampliación de capital de 125 millones.

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios