Miércoles, 08.04.2020 - 21:26 h
Queda en manos del grupo holandés

Heineken Vs Damm: las cerveceras llevan al Supremo su pelea por la marca Bilboro

El Supremo desestima el recurso de la compañía catalana por el uso de la marca, con la que Heineken ha realizado actividades gastronómicas en Bilbao.

Imagen de una cerveza
Damm y Heineken llevan al Supremo su pelea por la marca Bilboro.

Los gigantes cerveceros no sólo compiten por ganar cuota de mercado en bares, restaurantes o en los lineales de los supermercados. A veces también tienen que luchar por sus marcas en los tribunales. Es lo que le ha pasado a dos de los principales grupos cerveceros que operan en España: Heineken (dueña de Cruzcampo) y Damm que han llevado hasta el Tribunal Supremo la disputa por la marca Bilboro. Con ella, Heineken ha realizado en los últimos años en Bilbao actividades que unían la cerveza con la gastronomía.

Se trata de una batalla por la marca que ha durado más de dos años. En septiembre de 2015, el grupo cervecero holandés solicitó el registro en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM) de la enseña Bilboro, no sólo para cervezas, también para restauración e, incluso, para algunos productos ligados a ésta, como café o conservas. Una marca que fue concedida sin requisito alguno.

Damm recurrió este visto bueno y llevó al Supremo tanto a Heineken como a la OEPM. Alegó confusión con dos de sus marcas: Oro Cervecera del Norte-Bilbao y Cervecera del Norte Oro Bilbao. Según la dueña de Voll-Damm, existía "similitud fonética y denominativa" por el uso de "dos términos fácilmente identificables por los consumidores, Bilbao y Oro", según figura en el fallo de la Sala de lo Contencioso del Supremo.

Tanto la Oficina de Patentes como Heineken aseguraron que no existía riesgo de confusión, por existir las suficientes diferencias fonéticas y denominativas. Además, la dueña de Amstel replicó que Damm deseaba "mantener un exagerado y fuera de lugar derecho exclusivo y excluyente sobre la expresión 'bilb', imposibilitando al resto de empresarios utilizarlo".

Sin confusión

El Supremo desestimó a finales de diciembre el recurso presentando por Damm al entender, por un lado, que no existía riesgo de confusión. Por otro, señaló que, en las marcas de Damm, el orden de las palabras Bilbao y Oro era el contrario "por lo que ni visual ni de forma sonora se asemejan las marcas confrontadas".

Después de la resolución del Supremo, por el momento, Damm no ha presentado recurso de casación, por lo que Heineken tiene vía libre para el uso de Bilboro, que ha centrado en actividades de Amstel.

Es habitual que las cerveceras realicen, como en este caso, mercadillos gastronómicos. En los últimos años, las compañías han diversificado su actividad. Ya no venden sólo sus marcas tradicionales, sino que han acelerado actividades paralelas, sobre todo vía patrocinio, ya sea de eventos gastronómicos o de festivales. Y han entrado en nuevos segmentos, como las cervezas artesanales, con la compra de microcervecerías, buscando no quedar fuera de este nicho de mercado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING