Viernes, 06.12.2019 - 20:41 h
Asegura que no se le ha notificado ningún problema

Huawei pasa de puntillas por la crisis con Defensa y niega problemas de fiabilidad

La prohibición de acceder a los sistemas de Defensa desde dispositivos del fabricante amenaza con agravar su pérdida de pujanza en el canal de ventas.

Tony Jin Yong Huawei
El consejero delegado de Huawei en España, Toni Jing Yon  / EFE

El fabricante chino de dispositivos tecnológicos Huawei confía en que la decisión del Ministerio de Defensa de prohibir el acceso a sus sistemas de información desde los dispositivos de la marca, adelantada en exclusiva por La Información, no afecte a la confianza de sus clientes en España y no tenga, por tanto, una incidencia relevante en la marcha de su negocio español, según han señalado fuentes de la compañía.

En un comunicado emitido a última hora de la tarde en reacción a la información adelantada por este medio, el gigante chino ha querido disipar cualquier duda sobre la fiabilidad de sus dispositivos y ha reivindicado que "los productos y servicios de Huawei cumplen con los más altos estándares y certificaciones internacionales de seguridad".

"Nuestro sistema de ciberseguridad de extremo a extremo cubre todas las áreas del proceso, desde el diseño y fabricación de nuestros dispositivos, pasando por el desarrollo y comercialización", detalla el comunicado de la compañía, que proclama que la ciberseguridad "es la máxima prioridad para la empresa" y que "en más de 30 años de actividad, Huawei nunca ha tenido un incidente relacionado con la seguridad en los 170 países en los que opera".

Huawei considera, asimismo, que tras dos décadas operando en España el 'track record' de la compañía en este periodo le permitirá sobreponerse a "situaciones de mercado que están fuera de nuestra competencia", según detallan fuentes de la empresa. En las dos décadas que lleva en España, la compañía asegura haber desarrollado "una estrategia proactiva para contribuir al desarrollo de los estándares de seguridad con la Administración Pública y con la industria, en su conjunto"

Desde esta misma perspectiva, la compañía descarta un impacto reputacional relevante por la dudas sobre sus sistemas operativos que se pueden llegar a desprender de las restricciones impuestas por el Ministerio de Defensa, sobre las cuales, asegura Huawei en su comunicado, no ha recibido "ningún tipo de notificación por parte del Ministerio de Defensa, ni de ningún otro organismo público".

Pese a la confianza de la compañía en su capacidad de salvar las sombras de sospecha sobre sus dispositivos, los precedentes apuntan a que hace un par de meses el propio vicepresidente de Huawei Mobile Services en Europa, Jaime Gonzalo, admitió una caída de ventas del 30% en España en los tres días que siguieron al anuncio de la Administración Trump de que impediría la venta de cualquier suministro de origen norteamericano al operador chino, lo que abría dudas sobre su capacidad real para actualizar sus sistemas operativos.

Un informe circulado en los últimos días por la consultora Canalys y del que se hizo eco Expansión reportaba que en el tercer trimestre de 2019 Huawei había perdido la posición del liderazgo en el canal comercial español alcanzada hace ahora un año, medida a partir de los datos de dispositivos servidos a los canales de distribución, a manos de Samsung y la también china Xiaomi, tras experimentar un retroceso interanual de cerca del 18% y 'servir' casi 180.000 móviles menos que hace un año.

Desde la compañía se discute el valor referencial de este tipo de estudios a la hora de medir el desempeño real de la compañía en España y se pone en valor la diversificación del negocio de Huawei en España. Se destaca en este sentido el peso relativo que las ventas de dispositivos tienen en el volumen total de facturación del gigante chino de las telecomunicaciones en el país, determinado también según estas fuentes por el negocio de infraestructuras de redes de comunicaciones (4G, fibra óptica, 5G) y por el área de servicios tecnológicos a empresas.

El argumentario trasladado desde Huawei no se aparta gran cosa del desplegado el pasado mes de mayo cuando más arreció la presión de la Administración Trump sobre el fabricante chino y cuando se abrieron dudas sobre si era más o menos acertado que el Plan Nacional de despliegue del 5G se desarrollara sobre la base tecnológica del fabricante chino. En aquella ocasión, el consejero delegado del grupo en España, Toni Jing Yon, deslizó la siguiente reflexión: "Todos los operadores y el Gobierno saben perfectamente lo que está pasando... Y saben que Huawei es el mejor proveedor y por eso toman las decisiones que toman".

Fuentes de la comunidad comercial china en España consultadas por La Información vinculan la decisión adoptada por el Ministerio de Defensa a la guerra comercial abierta que desde la llegada de la Administración Trump Estados Unidos mantiene con China. Aseguran que la tecnología 5G china está mucho más desarrollada que la europea o la estadounidense y que éste y no otro es el motivo de la sucesión de decisiones contra Huawei en diferentes países, incluida ésta última en España.

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING