Lunes, 21.10.2019 - 04:47 h
Según El Confidencial y Moncloa.com

Iberdrola contrató a Villarejo para evitar el bloqueo de un proyecto en Cádiz

La empresa contrató al excomisario para infiltrarse dentro de algunas plataformas ecológicas e investigar a un juez.

Villarejo horizontal
Iberdrola contrató al excomisario para evitar el bloqueo de un proyecto. / Archivo

Iberdrola contrató al excomisario Villarejo para infiltrarse dentro de algunas plataformas ecológicas e investigar a un juez para proteger a la empresa ante el rechazo de un proyecto multimillonario en Cádiz, según han adelantado El Confidencial y Moncloa.com.

Según las fuentes citadas, el policía realizó servicios para la compañía al menos desde 2004 y "aunque ninguna de las piezas del procedimiento que instruye la Audiencia Nacional sobre Villarejo analiza sus trabajos para Iberdrola". 

Uno de los encargos que el excomisario realizó para la eléctrica fue indagar en el movimiento contra la central térmica de Arcos de la Frontera. El proyecto se enfrentó con el rechazo por parte del Gobierno municipal del Ejecutivo regional gobernados por el PSOE y  varias organizaciones ecologistas que denunciaban los presuntos dañinos efectos de los gases en la poblaciones cercanas.

Ante esta desaprobación, Iberdrola decidió usar a Villarejo para "neutralizar a los enemigos de la planta", confirman las mismas fuentes. Antonio Asenjo, el responsable de seguridad de Iberdrola, fue quien se encargó de contactar con el policía y supervisó el caso. La investigación revela que la empresa "le ordenó realizar seguimientos, controlar las llamadas e investigar la vida privada de cualquier dirigente o autoridad que se opusiera a la central". 

El reportaje además remarca que Asenjo y Villarejo acordaron mantener el encargo en secreto. Para ello se crearon apodos y claves para evitar ser descubiertos. Proyecto 'Arrow' es como ambos denominaron la operación.

Entre las personas de mayor interés para la eléctrica se encontraba el juez de lo Contencioso de Jerez de la Frontera. Villarejo, en una conversación filtrada, se jactaba de poder conocer a través de una fuente estos datos ya que tenía trato directo con él.  El excomisario le aseguró a los altos mandos de la empresa que en cuanto el magistrado tomara alguna acción legal contra Iberdrola les iban a notificar de antemano para que estuvieran preparados. 

Además, en la operación pusieron también especial atención a los medios de comunicación y a la opinión pública para evitar cualquier tipo de escándalo. 

Al poco tiempo después de la reunión entre Villarejo y Asenjo, "el juez desestimó la solicitud del ayuntamiento y dejó de inquietar a la eléctrica", confirma la misma fuente.  Fue entonces cuando dieron por concluida la operación hacia julio de 2004

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios