Sábado, 17.11.2018 - 17:05 h
Porque no llegó a realizarse

Un tribunal ratifica que Iberia no violó la intimidad por pedir un test de embarazo

Reconoce que pedir esta prueba sería discriminatorio, pero al negarse la aspirante a hacerla la empresa "no conoció ningún detalle sobre su intimidad"

IAG afirma que el problema de Barajas radica en la economía española y no en Iberia
Iberia ya fue multada por esta práctica

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Palma ha confirmado que Iberia no vulneró el derecho a la intimidad de una psicóloga menorquina que denunció que la compañía solicitaba una prueba de test de embarazo a las candidatas en selección de personal, a cuya práctica ella se negó.

La sección tercera del tribunal provincial ha estimado parcialmente el recurso planteado por la mujer contra la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Mahón que rechazó la demanda en noviembre de 2017 y declaró que no concurría intromisión ilegítima en el derecho a la intimidad, pero únicamente ha revocado que la demandante había sido condenada a pagar las costas.

La mujer interpuso la demanda contra Iberia por atentado contra su derecho a la intimidad después de que en un proceso de selección para un puesto de auxiliar administrativo, la empresa la dirigiera a un laboratorio para hacerse unos análisis donde vio en la documentación que le iban a realizar un test sobre drogas, al que no puso inconveniente, y un test de embarazo a cuya práctica se negó.

En la demanda, la afectada pedía que se ordenara a la empresa que cesara con este tipo de prácticas discriminatorias y atentatorias contra el derecho a la intimidad de las mujeres y que se declarase la nulidad de todos los procesos selectivos en los que se hubieran podido realizar este tipo de prácticas.

La sección tercera de la Audiencia de Palma señala en la sentencia que la mujer se negó a someterse al test de embarazo con lo que la empresa "no conoció ningún detalle que afectara a su intimidad y mucho menos se publicó dicha información".

Además, precisa que lo solicitado en la demanda no queda amparado por ninguna previsión legal porque la mujer realizó una solicitud "genérica e indeterminada" que no estaba directamente relacionada con ella.

Sí es discriminatorio 

El tribunal agrega que si bien considera que "el hecho de pedir una prueba de embarazo pudiera tener un cierto carácter discriminatorio por razón de sexo", resulta inviable estimar la demanda "donde lo que podría haber solicitado era una indemnización por los daños y perjuicios que hubiera sufrido o el cese de la intromisión padecida, si hubiera existido".

La sección tercera de la Audiencia de Palma ha admitido la alegación de la demandante contra la condena a abonar las costas.

El tribunal aprecia una excepción al criterio general de vencimiento de la Ley de Enjuiciamiento Criminal porque la mujer interpuso la demanda como reacción al intento de la empresa de captar datos que pertenecen a su intimidad "cuando se trata de un proceso de selección para un puesto de auxiliar administrativo, que no de auxiliar de vuelo u otro en que el hallarse encinta pudiera suponer un riesgo para el desempeño de su actividad laboral".

Por este caso, la Inspección de Trabajo del Govern balear impuso una sanción administrativa de 25.000 euros a Iberia por considerar discriminatorio que solicitara a las aspirantes un análisis de orina que permitía conocer si estaban embarazadas, en un proceso de selección de personal que llevaba a cabo una empresa de trabajo temporal.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios