Martes, 11.12.2018 - 19:45 h
El futuro del gigante de la decoración

Ikea da otro giro: se prepara para tener en su nómina a los montadores a domicilio

Lanza un plan 'piloto' en Madrid, al margen de la reorganización anunciada la semana pasada, para contratar también carpinteros que instalen muebles.

Interior de una tienda de Ikea.
Ikea planea contratar montadores y carpinteros para sus repartos a domicilio. / J.G.

Ikea reconoció la semana pasada que tiene que ser valiente para afrontar la transformación en la que está inmersa. Una reconversión que, en todo el mundo, tendrá como paso esencial la eliminación de 7.500 puestos de trabajo y la creación de otros 11.500 con perfiles adaptados a cómo prevé su negocio en los próximos ejercicios. Pero, al margen de ese proceso, que tendrá que estar listo en los próximos meses, la filial española sigue su propio ritmo de metamorfosis. Quiere reordenarse, con el comercio online en el foco, y para conseguirlo va a tener en su nómina a los carpinteros y montadores que instalan los muebles a domicilio.

Se trata, de momento, de una prueba piloto en sus tres establecimientos madrileños (San Sebastián de los Reyes, Alcorcón y Vallecas). Contratará tanto a montadores como a carpinteros, que dependerán formalmente de estos centros, y que prestarán servicios que Ikea, hasta ahora, tenía subcontratados con otras empresas.

La filial de la compañía sueca enmarca este proyecto en la transformación digital, donde va más avanzada que otras filiales, y a que le permitirá tener más control de calidad sobre este servicio ajeno a sus tiendas.

Las características de los puestos

Las ofertas para estos perfiles profesionales, por ahora, son internas y pueden acceder a ellas los actuales empleados de la multinacional en España. Los contratos, según indican fuentes de Ikea, tendrán una duración de 40 horas semanales y, como funciones principales no sólo la instalación de los muebles, también chequear que las mercancías no presentan daños (para minimizar las incidencias) y mantener el orden y la limpieza de los inmuebles donde se instalen los artículos comprados, para cumplir con los estándares del grupo sueco.

Ikea no indica en su propuesta laboral cuál será el salario de estos nuevos perfiles, que tendrán contrato indefinido con un periodo de prueba de seis meses. De media, los más de 8.100 trabajadores de Ikea en España percibieron el pasado año fiscal más de 14.523 euros. A esa cifra, se suman los pluses que ofrece (complementos, ayudas a la maternidad/paternidad...) que, de media, alcanzan los 1.676 euros anuales por trabajador.

Lo que no contratará Ikea de forma directa, sino que mantiene bajo subcontratas, es el transporte de sus pedidos a los domicilios. Un servicio, clave en las compras online, donde ha cambiado de proveedores en los últimos meses.

El plan de transformación

Al margen de estas nuevas contrataciones, Ikea se lanzó la semana pasada a una reestructuración a escala global, que prevé la eliminación de 7.500 puestos de trabajo en todo el mundo. De momento, la filial española ha confirmado que el impacto en ésta será muy reducido y que no afectará a las tiendas, sino a sus servicios centrales, con lo que previsiblemente se centrará en los puestos de responsabilidad media.

Una reorganización que explicó a través de una carta a sus empleados locales. En ella, la directora general de Ikea Ibérica, Petra Axdorff, asume que la multinacional afronta decisiones que "no serán fáciles", pero que también buscará "nuevos roles, nuevas formas de organización" con el objetivo ganar en rapidez y en eficiencia.

Ikea señala que, por el momento, aún no están definidos los perfiles concretos que van a eliminarse y que el proceso se alargará a lo largo de los próximos meses.

También en paralelo, la filial española está ampliando su apuesta por tiendas en el centro de la ciudad. Un cambio de foco que también está realizando Leroy Merlin, que esta semana abre su tienda en el centro de Barcelona. En el caso de Ikea, de momento, cuenta con dos locales urbanos en Madrid, dedicados a muebles y decoración de dormitorios y salones. En los próximos meses, también, estudia abrir un establecimiento enfocado sólo a cocinas, según adelantó a La Información el consejero delegado de la multinacional Jesper Brodin.

Ahora en Portada 

Comentarios