Martes, 25.02.2020 - 19:19 h
Solo fabricarán los prototipos, no los vehículos

Caos total en el Gobierno por el blindado vip contratado a Indra y Santa Bárbara

Un documento de Defensa filtrado en un foro dice que el contrato está cancelado después de que el Gobierno diese más tiempo a la UTE este viernes.

Demostrador del 8x8
Sánchez hace un traje a medida a Indra y sus socios para salvar el blindado vip.

Caos total en torno al futuro vehículo español de combate sobre ruedas VCR 8x8, para el que se han destinado 2.100 millones del erario público y que se ha visto envuelto en toda una cadena de retrasos desde julio de 2019. Por un lado, el pasado Consejo de Ministros ponía las cosas más fáciles a la UTE formada por Indra, Santa Barbara Systems y Sapa, contratista único del blindado estrella del ejército.

En dicho cónclave, el gabinete liberaba los pagos para las empresas a pesar de que los hitos de entrega de los demostradores o prototipos no se han cumplido. Por otro lado ayer se conocía un documento interno de Defensa en el que se aseguraba la cancelación del contrato para la fabricación de esos demostradores. Un movimiento que sumía el proceso en  un auténtico caos para los afectados, ya que el documento oficial se filtró en un foro de Defensa.

Según el documento al que ha tenido acceso 'La Información', Defensa cancela el contrato con la mencionada UTE para la fabricación de los vehículos, pero no para la entrega de los prototipos. De acuerdo con ese informe, la Dirección General de Armamento considera la oferta de Santa Bárbara "no admisible" por razones técnicas, operativas y económicas. En concreto, la Oficina del Programa alega que no cumple con los requisitos del Pliego de Prescripciones Técnicas (PTT), ni en el plazo de ejecución ni en el número de prototipos y vehículos ni en el orden de fabricación de las diferentes configuraciones. Tampoco se ofrecen garantías financieras de que, en caso de que haya algún imprevisto, no repercutirá en un incremento del coste.

Según este documento, se invalida lo aprobado el 12 de julio en Consejo de Ministros cuando se produjo la adjudicación a la UTE. Entonces, se aprobó la adquisición de 345 blindados por 2.083,2 millones de euros, pero se trataba solo de la primera fase de un programa que preveía adquirir a largo plazo 998 vehículos por 3.836 millones en 2030. Siempre según esta resolución, se concluiría que cualquier empresa española podrá presentarse de nuevo al concurso con un proyecto propio al margen de los demostradores tecnológicos, basado en el Piraña 5 de General Dinamycs. Defensa asegura a 'La Información' que los 92 millones en los prototipos no caerán en saco roto, ya que la UTE de Indra y Santa Bárbara los hará en primavera de 2020.

Lo llamativo es que este planteamiento contrasta con el acuerdo del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo del pasado viernes, por el que se "autoriza una tercera adenda al Convenio con Indra y Santa Bárbara Sistemas relativo a los programas tecnológicos asociados al futuro Vehículo de Combate sobre Ruedas 8x8". Es decir, el Gobierno daba más margen a la UTE debido a la complejidad de los programas tecnológicos asociados al vehículo VCR 8x8 y en ningún momento aclaraba que cancelaba el contrato para hacer los blindados y que la prórroga temporal se limitaba a los demostradores.

Esta tercera adenda tiene en cuenta la nueva planificación de los programas tecnológicos asociados al VCR 8x8, trasladando a 2020 los pagos del Ministerio de Industria previstos en 2019 para acomodarlos al ritmo de ejecución real del programa, sin que suponga variación alguna en el importe del mismo. Ante la pregunta de La Información de si se va a cancelar el contrato con la UTE, Defensa ha ido ajustando su respuesta en la noche de ayer y al final, ha reconocido que se cancela el contrato con la UTE, pero que fabricarán los demostradores.

"También podemos asegurar que se abrió un expediente a la UTE y se están evaluando los retrasos. Cuando se cierre se determinará la multa que corresponde", señalan a este medio desde la cartera de Margarita Robles. Y detallan que "las penalizaciones se aplicarán desde julio de 2019", que es la fecha en la que tenían que haber entregado los demostradores o prototipos para que la brigada de la Legión los testase antes de encargar su producción. Un caos informativo total en la cartera de Margarita Robles previo a la Navidad.

La única manera de liberar pagos

Que el Gobierno haya tenido que aprobar una adenda en Consejo de Ministro tiene una explicación técnica. Y es que normalmente, en los proyectos con la administración, para poderse liberar pagos tiene que existir una certificación del constructor/empresa que lleva el proyecto que garantice la entrega de 'algo' o de que una parte del proyecto está hecho. De esta manera, la administración puede liberar ese pago. 

Hace 12 años que se lanzó sin éxito un programa para fabricar el 'Vehículo de Combate sobre Ruedas (VCR) 8x8' para sustituir, entre otras, a la vieja flota de Blindados Medios sobre Ruedas (BMR), con más de 40 años. Con la crisis se paralizó todo el proceso entre 2010 y 2015. Cinco años perdidos con el único aspecto positivo de que esta demora ha permitido contemplar algunos sistemas de armas más evolucionados. Ahora, los casi mil nuevos blindados (998) son la prioridad del Ejército de Tierra.

Teóricamente, en junio los legionarios de Viator deberían haber probado seis demostradores tecnológicos (cada uno se corresponde con las versiones diferentes que está previsto hacer del Dragón) para los que, de momento, Defensa ha destinado los mencionados 92 millones. Sin duda, el vehículo más caro de la Historia, que irritó a la industria y al propio Ejército por la forma de su adjudicación y por los retrasos en su ejecución. Todo un hito que quizás pueda sacar de la luna de miel a Defensa con Indra, que se llevó el contrato del FCAS frente a Airbus.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING