Lunes, 22.04.2019 - 00:51 h
Más de 700 trabajadores afectados

Industria todavía confía en la viabilidad de Alcoa y en que podrá evitarse el cierre

El secretario general considera que las negociaciones siguen abiertas hasta el día 15 y destaca las nuevas medidas para las grandes firmas. 

Protesta de trabajadores de Alcoa en San Cibrao (Lugo).
Industria todavía confía en la viabilidad de Alcoa y en que podrá evitarse el cierre. / EFE

Todavía quedan bazas con las que jugar. El secretario general de Industria y de la Pyme, Raúl Blanco, ha afirmado que el Ministerio trabaja para revertir la decisión de la multinacional canadiense Alcoa de aplicar un ERE en sus plantas en Galicia y Asturias, al considerar que "siguen siendo viables", y que mantendrá todas las opciones abiertas ante la intención de cierre de la entidad.

Blanco explicó que en la actualidad existe una propuesta de un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) por parte de la compañía en las plantas que tiene en A Coruña y Avilés, lo que motivaría el cierre de las mismas y afectaría a alrededor de 700 trabajadores. Así, recordó que la negociación laboral se ha ampliado hasta el 15 de enero y que desde el Gobierno están haciendo lo posible para evitar esta situación.

"Creemos que las plantas siguen siendo viables", afirmó en una entrevista concedida a Europa Press y añadió que las medidas de apoyo a la industria electrointensiva aprobadas recientemente por el Ejecutivo afectarán de forma positiva, tanto a Alcoa como a otras industrias, ya que aportan un marco regulatorio estable y que "era necesario". Asimismo, indicó que desde el Ministerio trabajan para tener cualquier posibilidad abierta ante la decisión de cierre de la compañía, al igual que se hizo en el caso de la planta de Villadangos del Páramo (León) de Vestas, un ejemplo que calificó como "un éxito", puesto que se pasó de un anuncio de cierre en agosto a firmar un acuerdo con un nuevo inversor en diciembre.

"Podemos hablar de que ha sido un éxito, ya que pasar de un cierre anunciado desde el mes de agosto a firmar un acuerdo en diciembre con un nuevo inversor que garantiza todos los empleos de la planta y también de la industria auxiliar es una noticia muy positiva", manifestó.

Blanco señaló que la industria es un sector abierto en el que las empresas toman sus decisiones desde una óptica global, aunque afectan de manera local. Además, recordó que, en el caso de Cemex, que prevé finalizar su actividad en Gádor (Almería) y Lloseta (Mallorca), se ha alcanzado un preacuerdo para desarrollar proyectos industriales alternativos en ambas instalaciones.

Así, resaltó que, "una vez más", se han movilizado el Gobierno, las comunidades autónomas, los agentes sociales y también la propia empresa, que, en su opinión, "tiene voluntad de buscar soluciones". También destacó el caso de La Naval, ante el que indicó que tanto el Gobierno central como el vasco han intentado "todo lo posible" para mantener la actividad.

En esta línea, subrayó que este tipo de actuaciones son una muestra de la política industrial activa que está llevando a cabo el Departamento que encabeza Reyes Maroto y apuntó que en años anteriores hubo casos similares a los de estas empresas en los que se decidió no participar o intervenir desde el Gobierno.

Ahora en Portada 

Comentarios