Jueves, 19.09.2019 - 08:08 h
Se convierten al patrimonialismo

Regreso al siglo XX: el 'ladrillo' vuelve a construir y alquilar casas como antaño

La falta de oferta y la alta demanda en ciertas zonas de las grandes ciudades ha acercado a las promotoras al mercado del alquiler. 

Vivienda En Alquiler En Santander
Regreso al siglo XX: el 'ladrillo' vuelve a construir y alquilar casas como antaño. / EP

El 'ladrillo' español vuelve al siglo XX. El patrimonialismo de antaño que hacía que las promotoras inmobiliarias llevasen de los planos a la realidad los edificios de viviendas y luego los alquilasen ellos mismos, ha vuelto a salir a relucir. En las últimas semanas, el mercado inmobiliario español ha visto como varias grandes del sector que se habían dedicado en los últimos años a construir para vender -un rol que ya estaba más que asumido en la sociedad por el enfoque a la compra de vivienda en detrimento del alquiler- han virado incluyendo también el arrendamiento. 

Pero solo dedicarse a la promoción se ha terminado. La falta de oferta de vivienda en alquiler que ha hecho subir los precios como la espuma en las grandes ciudades ha empujado a los tradicionales actores de la promoción residencial al mercado del arrendamiento, algo que recuerda a las patrimonialistas de antaño.

Uno de los primeros en salir a la palestra ha sido Neinor Homes. La compañía participada por el fondo israelí Adar, ha fichado a Goldman Sachs para la exploración de su posible entrada en el negocio del alquiler de vivienda, tal y como ha adelantado El Confidencial. Del mismo modo, Aedas Homes, compañía que encabeza David Martínez, reconoció hace unas semanas que "están muy cerca" del alquiler. 

Pero Neinor y Aedas no son las únicas. Quabit, la promotora capitaneada por Félix Abánades, ya ha anunciado su intención de ampliar su radio de actuación al alquiler, un hecho muy demandado por inversores institucionales de corte conservador. La sombra de las socimis, que en su mayoría no promueven, ya que se dedican a la gestión de los activos ha hecho brillar de nuevo este campo del 'ladrillo'. 

Y es que, según señalaba Concha Osácar, fundadora de Azora, "hay un gran interés del inversor institucional para financiar vivienda en alquiler" que ahora queda demostrado con los últimos actos de las propias promotoras. De hecho, otros agentes del sector, señalan que los fondos serán los siguientes en entrar en la construcción para satisfacer esta demanda.

La imagen global de este movimiento recuerda a las antiguas patrimonialistas, en general más pequeñas, que campaban a sus anchas desde los años 50 en el negocio del alquiler en las grandes ciudades. Uno de los ejemplos más claros de este 'modus operandi' fue Urbanizadora del Coto S.L., propiedad de la familia Cavero. Esta compañía fue la constructora de las elitistas viviendas del Parque del Conde de Orgaz, en Madrid, que ofrecieron a las élites sociales un estilo de vida diferente a lo que era habitual en aquellos años 60.

Una urbanización cerrada, con muros, vigilada, con grandes espacios ajardinados, servicios y zonas comunes para los vecinos, una revolución para el momento... que en su mayoría conserva aún hoy el alquiler como forma de gestión. A día de hoy y tras cambiar de manos varias veces por el devenir de la firma que los levantó, la mayoría de ellos se encuentran en manos de la socimi Testa, recientemente adquirida por Blackstone. 

Un ejemplo del resto de Europa

Este proceso que ahora vuelve a florecer en España, es más que conocido para la mayoría de países de Europa. La tradición de vivir de alquiler que en el resto del continente está muy arraigada ha hecho que las promotoras de estos países no se lo piensen ni una vez antes de levantar casas para este fin.

De hecho, tanto es así, que el problema que ahora tiene España con la falta de oferta en el alquiler, ni se vislumbra en otros lugares gracias a la tradicional apuesta por esta forma de gestión. Es el caso de Alemania, donde los grandes tenedores de vivienda acumulan más de 500.000 unidades. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios