Vivienda

Amortizar la hipoteca, ¿a principio de año o al final?

Si quieres amortizar tu hipoteca deberás tener en cuenta algunos factores y el más importante no es tanto el cómo si no el cuándo.

¿Cuándo amortizar tu hipoteca?
¿Amortizar la hipoteca nos permite ahorrar en la deuda final?

La amortización de la hipoteca puede suponer un gran ahorro en nuestra economía doméstica. A parte del gran alivio que conlleva terminar de pagar la hipoteca antes, este adelanto del pago puede llegar a reducir los intereses totales de la deuda.

¿Qué es la amortización de la hipoteca?

Antes de meternos de lleno en definir cuándo es más favorable conviene centrarnos en definir exactamente qué es amortizar la hipoteca de nuestra vivienda.

La amortización del préstamo hipotecario consiste en el pago del préstamo mediante desembolsos adelantados a lo estipulado por el contrato de hipoteca que hayamos firmado en un primer momento. Es decir, es el abono de cierta parte del préstamo de la hipoteca de forma independiente a las mensualidades de la misma.

Podemos realizar una amortización total pagando el conjunto del préstamo hipotecario o hacerlo de forma fraccionada, siendo esta última la forma más extendida. La amortización de la hipoteca se puede realizar a su vez de dos formas:

1. Disminuyendo el plazo de pago de la deuda (acabaríamos antes de pagar la hipoteca y ahorraríamos intereses).

2. Reduciendo el pago mensual de la deuda (tendríamos el mismo plazo pero se pagaría menos mes a mes).

¿Cuándo es más rentable amortizar la hipoteca?

Un caso práctico: tenemos un dinero ahorrado y llega fin de año y queremos amortizarlo en la hipoteca. Lo primero que debemos de hacer es pararnos a pensar si nos conviene realizar la amortización ya o esperarnos a principios de año.

Son muchos los factores que debemos de tener en cuenta, el primero serán los tipos de interés. Si estos son nulos, lo más conveniente es esperar ya que podremos ahorrarnos en intereses más dinero cuando los tipos estén más altos.

Otra de las claves a estudiar son las comisiones por amortización de la hipoteca. Con la nueva ley hipotecaria este tipo de costes asociados se ha visto reducido, llegando incluso a desaparecer a partir del quinto año de vigencia del contrato en préstamos variables.

Los costes de cancelación podrán ser diferentes si se ha pactado a cinco o tres años. El límite de estos costes será de 0,25% de lo desembolsado si se trata de cinco años y si en nuestro contrato la cancelación de costes está pactada a los tres años, hablamos de un 0,50% si amortizamos la hipoteca antes.

En resumen, conviene estudiar y tener en cuenta estos factores si queremos amortizar la hipoteca. Lo que sí que está claro es que realizando una amoritzación podremos ahorrar en uno de los principales gastos de nuestra vida cotidiana como es el de la hipoteca.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios