En el barrio Salamanca

Así es Lagasca99, el metro cuadrado con el precio más caro en el centro de Madrid

Sus 44 viviendas oscilan entre los 330 y los 700 metros cuadrados y sus precios van de los tres a los más de trece millones de euros.

Lagasca99
Así es Lagasca99

Lagasca99 es una rara avis dentro del panorama inmobiliario de Madrid. La estructura del edificio, todavía sin terminar, es poco frecuente en el centro de la capital, que no está acostumbrado a la obra nueva y menos a la de un coloso que ocupa toda una manzana con sus 26.203m2 construidos. El proyecto urbanístico, propiedad de Lar España Real Estate y Pimco y comercializado por Colliers International Spain, ya ha vendido más del 80% de sus viviendas, pese a que la más barata ronda los 3 millones de euros y la más cara, supera los 13 millones, en una zona donde el metro cuadrado de lujo no llega a los 9.000 euros.

Lagasca99

Tras invertir 100 millones de euros en el suelo y vender el metro cuadrado terminado a más de 10.000 euros, Lagasca99 se ha convertido en el edificio de obra nueva con el metro cuadrado más caro dentro de la M30 y se ha posicionado como referente de las, al menos, 30 promociones de obra nueva o fruto de rehabilitaciones, cuyos precios han aumentado un 10,7% este año y han alcanzado las 7 cifras, gracias a la demanda de compradores internacionales, según Knight Frank.

Precisamente, los inversores extranjeros, especialmente mexicanos y venezolanos, representan un 50% de los futuros propietarios de las 44 viviendas de Lagasca99, que oscilan entre los 330 y 700 metros cuadrados, sin contar las terrazas. El edificio se distribuye en cinco tipologías de viviendas, entre las que destacan dúplex con techos de más de cinco metros y áticos dúplex que incluyen terraza y piscina privada. Además, las residencias se configuran como ‘trajes a medida’. Así, cada propietario tendrá la oportunidad de participar en la personalización, diseño y elección de acabados, materiales y funcionalidades dentro de las diferentes opciones disponibles.

Lagasca99, el metro cuadrado más caro de la M30

Desde Knight Frank insisten en que, aunque dos tercios de los compradores ‘prime’ en Madrid son españoles, “hay una importante entrada de compradores internacionales, especialmente de Latinoamérica”. Un argumento que apoya Paloma Pérez Bravo, directora general de Engel & Völkers Madrid: “Hemos detectado un fuerte incremento de compradores extranjeros que han invertido en el último año en propiedades inmobiliarias en Madrid. Las nacionalidades que más se han incrementado, según nuestros datos, apuntan a un aumento significativo de inversores colombianos, mexicanos y chinos, cuyo crecimiento se cifra en un 20%”.

El edificio, con 19 ascensores, también cuenta con servicios y amenities diferenciales como una espaciosa zona común con un jardín inglés iluminado con luz natural, un gimnasio, una piscina cubierta climatizada, wellness center sólo para propietarios y un British club de acceso privado. En este sentido, se une a la tendencia marcada por otros inmuebles 'prime' de Madrid, como el proyecto de Canalejas, también comercializado por Colliers International Spain, las primeras ‘branded residence’ que llegan a Madrid, donde sus propietarios podrán usar todos los servicios del hotel Four Seasons que se instalará en el mismo edificio y que han elevado el precio de las futuras viviendas hasta los 13.000 euros por metro cuadrado.

Lagasca99
Imagen del interior de uno de los inmuebles.

Siguiendo su estela, otras promociones de lujo, como es el caso de Montalbán 11, Alfonso XII 64. Serrano 85 o General Oraá 9 están invirtiendo en ‘extras’ que diferencien a sus edificios y justifiquen el elevado precio. Varias plazas de garaje, spa, piscinas e, incluso, ubicarlas en edificios históricos como el del barrio de los Jerónimos en el que vivió Santiago Ramón y Cajal.

Diseñado por el arquitecto Rafael de La-Hoz, Lagasca99 tiene cuatro
fachadas exentas
a las calles de Juan Bravo, Lagasca, Claudio Coello y Maldonado. Su diseño, pese a que es una adaptación del estilo del barrio Salamanca, rompe con la estética más tradicional de la zona. Se ha diseñado desde el interior hacia el exterior creando en la fachada tres tipologías de “pieles” que responden a las estancias que albergan tras ellas.

Estas pieles de piedra, madera y vidrio actúan como una membrana que tamiza y regula la intimidad e iluminación de cada uno de los espacios. Además, estos elementos protectores potencian la eficiencia energética, aportan carácter y dotan de singularidad al edificio. “La fachada se ha realizado con 330 fustes de mármol travertino, cada uno pesa 2.7 toneladas. Además, se ha utilizado madera tropical Merbau procedente Indonesia, por su alta capacidad de adaptación a cambios de temperatura y de humedad. Las ventanas son de vidrio con dimensiones de hasta 22.68 m2. Gracias a la ejecución de una estructura postesada se han conseguido unas luces entre pilares de hasta 10 metros”, explica Nicolás Alcíbar, gerente de la obra.

Lagasca99
Iluminación a elegir y ahorro energético asegurado.

Se terminará en abril

Según explica Rafael de La-Hoz “el carácter del proyecto se apoya en los espacios diáfanos, luz natural, eficiencia y tecnología de vanguardia que dan como resultado un inmueble único, elegante, moderno y sostenible”. Por ello, detalla, Lagasca99 cuenta con el certificado BREEAM (Metodología de Evaluación Ambiental del Edificio de Investigación de Edificios), la más reconocida certificación en el área de la construcción residencial, que aumenta el valor del inmueble un 7,5% y disminuye el consumo energético entre un 50 y 70%.

La construcción de la estructura finalizará este mes de abril y se prevé que las viviendas se entreguen en verano de 2018. "El proyecto es un activo residencial premium en la cartera del grupo que, debido a su arquitectura, singularidad y ubicación se posicionará como una edificación emblemática en España y una referencia a nivel internacional”, concluye Nicolás Alcíbar.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios