Atraídos por su baja fiscalidad

El boom del lujo convierte a Tánger en la nueva meca del inmobiliario español

Compradores de Arabia Saudí o Qatar apartan los ojos de Marbella y miran hacia Marruecos, atraídos por su oferta cultural y precios más bajos.

Hotel Hilton en Marruecos
Hotel Hilton en Marruecos

A finales del siglo XIX, Tánger se convirtió en unos de los centros de la diplomacia europea, así como en un punto de ebullición cultural. En sus lujosos hoteles se daban cita afamados políticos y la élite intelectual de la época. Ahora, en un momento en el que el liderazgo se juega, y mucho, en el plano económico, la ciudad marroquí ha apostado por dar un giro de 180º y convertirse en el epicentro de la inversión extranjera. Lo está consiguiendo: ya crece al ritmo de un 20% anual y representa el 10% del producto interior bruto (PIB) marroquí. En ella, España juega un papel fundamental.

Desde hace tres años, España ha pasado a ocupar el primer lugar en el intercambio comercial con Marruecos, por delante de Francia, tradicionalmente el primero. Realizó  exportaciones por valor de 6.934 millones de euros. Además, prueba de ello es que hay hay 519 compañías españolas que tienen más de un 10% de las acciones en empresas de derecho marroquí y 404 filiales (con más de 51% de participación española) registradas. De ellas, unas 300 están radicadas en Tánger, un 57% más que hace apenas cinco años.

Uno de los principales sectores que se ha visto beneficiado por la inversión española ha sido el inmobiliario (un 24%, cuando hace apenas 2 años no llegaba al 10%), solo por detrás de la industria (33%) y turismo (24%). Con un déficit de 900.000 viviendas y una demanda anual de 120.000 pisos nuevos, las promotoras españolas ha visto en el reino alauí una oportunidad excelente de expandir sus negocios, especialmente en Tánger, que se encuentra en pleno desarrollo inmobiliario. Gracias al impulso económico que el Gobierno marroquí quiere darle a la zona y, en el que el año pasado las empresas españolas invirtieron más de 1.000 millones de euros, según la Cámara de Comercio. De esta manera, el Plan de Aceleración Industrial 2014-2020 estableció dos objetivos. Por un lado, generar más empleo en el sector secundario y terciario y, por otro, impulsar el peso de la industria en el PIB.

Prueba del interés inmobiliario español en esta zona del Magreb es la adquisición, el pasado noviembre, de Cap Eval, la mayor compañía de tasación inmobiliaria de Marruecos, por parte de Tinsa, principal compañía española este campo. Por su parte, los proyectos de capital español en la zona se cuentan por decenas. Iveravante, Anjoca, CBRE, Urbas Mixta África, Hercesa... comparten espacio con las grandes constructoras españolas, como Ferrovial, FCC, Dragados, ACS y OHL, que cruzaron el Estrecho a finales de los 90 para encargarse de las grandes infraestructuras públicas y de la obra civil, atraídas por los beneficios fiscales de la zona, como la exoneración del pago del Impuesto de Sociedades durante los cinco primeros años y un impuesto reducido del 8,75% para los 20 siguientes.

Mercado de lujo

Así, por ejemplo, Iveravante, la compañía del empresario Manuel Jové, eligió Tánger para localizar su segundo gran proyecto: el Tanger City Center, con un desarrollo de 281.598 metros cuadrados y la reciente apertura de un hotel de cinco estrellas. En el complejo, se localizan 800 apartamentos de lujo, con una ocupación de en torno al 80% y unos precios que alcanzan el millón de euros. Por otro lado, Mixta Maroc, está construyendo un gran complejo a 300 metros de la nueva estación de tren de alta velocidad, que une Tánger con Rabat y Casablanca. Todavía sin concluir, la superficie total es de 73.891 m2 y albergará residencias de nivel medio y superior, espacios comerciales y estacionamientos privados. Hercesa, por su parte, comercializa un edificio histórico ubicado en una de las principales calles que recorre toda la Bahía de Tánger, a 100 metros de la playa principal de la ciudad y del puerto y la zona franca.

Según fuentes de sector, se está produciendo un 'boom' del inmobiliario de lujo en la zona. "Muchos de los que antes adquirían en zonas como Marbella están volviendo sus ojos a Marruecos, donde les ofrecen mayores ventajas, precios más competitivos y una oferta de ocio en expansión. Se está detectando un incremento de personas provenientes de Arabia Saudí y Qatar, que ven en Marruecos un país más afín a su modo de vida, que tiene las ventajas de un país europeo y que ya no supone un riesgo en cuanto a seguridad por los esfuerzos del país. En la zona de Tánger están construyéndose grandes mansiones de muy alta calidad, así como en la zona de Tetuán, con el valor añadido de que es la zona de veraneo del monarca", detallan.

Según la Asociación de Promotores y Constructores Españoles (APCE), el sector de la construcción en Marruecos vive "un período de alza con un incremento medio anual superior al 4%, muy por encima del crecimiento del PIB de este año, y de la media del 1,26% anual registrada por el sector entre 2011 y 2015. Esta bonanza de su economía también ha llegado al sector residencial de la mano del aumento del poder adquisitivo de las familias lo cual se ha dejado sentir en el consumo y en la vivienda". Por ello, en los últimos años se ha registrado una tendencia clara a la concentración de empresas españolas en la zona del norte del país, especialmente en la zona franca de Tánger. "Las perspectivas de la inversión española en Marruecos se consideran positivas a consecuencia de la proliferación de proyectos, siendo especialmente relevantes los proyectos inmobiliarios, turísticos, de concesiones administrativas y de subcontratación de servicios", completan desde el ICEX.

"La tradición en Marruecos es de la tenencia en propiedad y no el régimen de alquiler. Hay una clase media emergente, con potencial de compra, por lo que Marruecos se configura como un mercado potencial muy importante. Además, existe la ventaja de que la legislación marroquí no diferencia entre inversores locales y foráneos, de que la mano de obra es más barata y que se encuentra a una hora de España, así como de que no hay restricciones de capital, que cuenta con el apoyo gubernamental, y la libre repatriación de beneficios y capitales", concluyen.

Ahora en portada

Comentarios