Clamor entre los accionistas

Vallecas, casi 30 años sin inversiones: "Era una ratonera con 15.000 personas"

El inmueble tiene la Inspección Técnica de Edificios desfavorable desde el año 2012, según los accionistas del Rayo Vallecano. 

Estadio de Vallecas, cerrado hasta el mes de octubre. / Rayo Vallecano
Estadio de Vallecas, cerrado hasta el mes de octubre. / Rayo Vallecano

El cierre del Estadio de Vallecas, en el que juega el Rayo Vallecano como local, parece no haber sorprendido a muchos aficionados y accionistas que llevan tiempo reclamando unas obras de reforma que no llegaron hasta el pasado mes de junio. El inmueble situado en la Avenida de la Albufera no superó la Inspección Técnica en el año 2012, según los accionistas del Club y a pesar de ello los partidos se seguían disputando con total normalidad. 

Desde el consistorio de la capital, organismo que debe controlar este trámite, se han afirmado que "el Ayuntamiento de Madrid ha cumplido escrupulosamente el protocolo relativo a la Inspección Técnica de Edificios, cuya obligación corresponde siempre a los propietarios. Se han hecho inspecciones y requerimientos para pedir a la Comunidad de Madrid que realice las obras correspondientes". 

Por su parte, la Comunidad de Madrid, propietaria del inmueble, ha afirmado que han tomado "una decisión basada en los informes técnicos" ante "un problema que puede conllevar inseguridad para las personas, se toman decisiones". Esta institución puso en marcha el pasado mes de mayo unas obras por un importe de 1,2 millones de euros para mejorar el estadio. La empresa adjudicataria ha pedido una prórroga de un mes para poder acometerlas, lo que ha motivado el aplazamiento del próximo partido. 

"No se dan cuenta que en pleno Vallecas hay un estadio que acoge cada dos fines de semana a 15.000 personas", señala Fernando Sebastián, vicepresidente de la Asociación de Accionistas del Rayo Vallecano que llevan años denunciando el estado de abandono que sufre el campo. El peor momento se vivió el pasado día 19, al finalizar el partido que enfrentó al Rayo Vallecano contra el Sevilla cuando, según afirman los aficionados, se vivieron momentos de tensión. "Los vomitorios estaban atascados por las obras, el estadio se convirtió en una ratonera", afirma uno de ellos, "no había ni luz". 

Además, ese mismo día se puso de manifiesto el peligro que podían llegar a suponer los graderíos. "El problema más grave se encuentra en la grada de la Albufera", señala Sebastián. "En el último partido se tuvo que pedir a la afición del Sevilla que dejase de saltar porque la estructura temblaba" y, en su opinión, esa fue la razón para que la Comunidad de Madrid -propietaria del estadio- acordase con el club el cierre para terminar las obras

El estadio, de titularidad pública, se cede al Rayo Vallecano mediante un convenio que firma el club con la Comunidad de Madrid en 1989. Según este acuerdo, "el Rayo tiene que ocuparse de las obras", según indica el vicepresidente de la Asociación de Accionistas. "El Estadio lleva abandonado desde 1992, solo se le dio un lavado de cara en el 2000 para la UEFA", añade. 

En varias ocasiones los accionistas minoritarios del club han preguntado a la entidad por partidas presupuestarias para reformar algunas partes del estadio. Según el acta de la última junta de accionistas, la respuesta por parte del Director Financiero, Adrián Nombela, se limitó a añadir que  la partida mencionada como "Reformas en el Estadio" tiene como fin "la amortización de la cesión del Estadio cifrada en 12 millones de euros"

Antes de llegar al cierre del Estadio de Vallecas, los reproches ya se habían sucedido en varias ocasiones ante la falta de mantenimiento del campo, la última de ellas en la junta de accionistas de mayo de 2017. En esta reunión uno de los accionistas preguntó "por la situación del estado y la Inspección Técnica de Edificios", tal y como recoge el acta de la junta. "Se le contesta que como ya se informó en su momento no pasó la Inspección Técnica de Edificios y que la titular de la instalación como todos ya conocen es la Comunidad de Madrid" afirman en el documento, y continúa diciendo "esta directiva lleva más de cincuenta reuniones para dar solución al tema (...) manifiesta el Presidente".

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios