El sector mueve 4.000 millones al año

Fomento se lanza con la rehabilitación y aumenta un 10% las ayudas para 2018

El nuevo Plan de Vivienda 2018-2021 contará con partidas específicas para dotar con más dinero a la rehabilitación de viviendas individuales.

80.000 edificios rehabilitados
80.000 edificios rehabilitados

El sector de la rehabilitación ha crecido más de un 13% durante este año y ha llegado a mover una cifra de negocio de 4.000 millones de euros, según Antonio Aguilar, director general de Arquitectura, Vivienda y Suelo del Ministerio de Fomento. Quizá por ello, este organismo público ha decidido potenciar este segmento en su Plan de Vivienda 2018-2021, que cuenta con tres programas específicos de rehabilitación (accesibilidad, ahorro energético y renovación urbana), así como en la próxima modificación del Código Técnico de la Edificación, prevista para mediados de 2018, “que permitirá dar mayor confianza a los técnicos”.

De esta forma, este año se va a cerrar con una dotación pública de 453 millones para ayudas a la vivienda, de los que 275 han sido para la rehabilitación de edificios. La cuantía para 2018 se fijará en los próximos presupuestos, pero fuentes conocedoras del proceso estiman que lo destinado a este programa podría aumentar en torno al 10% y se llegaría a los 300 millones.

En este sentido, el plan, que previsiblemente entrará en vigor el próximo 1 de enero, supone importantes mejoras en cuanto a las ayudas a la rehabilitación. Si en el proyecto anterior ya se flexibilizó el acceso a estos incentivos para las promotoras al hacer a las empresas más atractivo el entrar en grandes proyectos de renovación y regeneración urbana, el que se prevé para 2018 abre la posibilidad de conceder ayudas de forma individualizada a viviendas que formen parte de un edificio, salvando así los impedimentos que a veces establecía la Ley de Propiedad Horizontal a la hora de acometer obras en los inmuebles.

Más beneficiarios

No solo eso: también podrán beneficiarse aquellas casas cuya antigüedad sea anterior 1996 — hasta ahora debían serlo a 1981— y ha incrementado la cuantía de las ayudas, que pasan del 50% al 75% de la inversión. En el plano de la eficiencia energética, aquellos propietarios que emprendan mejoras en su vivienda habitual, podrán recibir 12.000 euros en viviendas unifamiliares y hasta 8.000 en las plurifamiliares, importes que crecen si el inmueble está considerado como Bien de Interés Cultural en 1.000 euros más. Por otro lado, los promotores tendrán ayudas de hasta el 60% si su proyecto de renovación contempla una mejora de la eficiencia energética.

Estas ayudas, además, son compatibles con los distintos programas gestionados por la Comisión Europea en materia de rehabilitación, como el Plan DUSI (Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado); la Estrategia de financiación europea para el desarrollo urbano, incluida en los Fondos FEDER; y los Programas URBAN de Buenas Prácticas en rehabilitación sostenible.

Para lograr estas mejoras, además de un previsible incremento del presupuesto, que todavía está pendiente de aprobación, el Gobierno está negociando con la banca, el ICO y el BEI para lograr vías de financiación a medio camino entre un préstamo personal y uno hipotecario. Desde la crisis, las entidades financieras reclamaban un sistema de garantías públicas que limitara el riesgo sobre aquellos beneficiarios de este tipo de ayudas. Según fuentes del sector, las negociaciones, todavía sin concluir, podrían cerrarse si el Ministerio de Fomento aceptara avalar a las empresas por importes de unos 3 millones por cada edificio que rehabiliten.

Rehabilitación de Patrimonio, un terreno espinoso

Por otro lado, según Antonio Aguilar, otro de los programas que beneficiarán al sector es el del 1,5% cultural para la Rehabilitación del Patrimonio, que incluye una partida de 50 millones de euros para Bienes de Interés Cultural. Sin embargo, este tipo de fondos que, según dice la oposición, no están bien gestionados, podrían estar retrasando la percepción de las ayudas.

Pese a los escollos, el sector promete seguir creciendo durante 2018. Según Fernando Prieto, presidente de Asociación Nacional de Empresas de Rehabilitación y Reforma, es necesario más que nunca reivindicar a las administraciones que las subvenciones lleguen antes y sirvan para incentivar, para lo que sería óptimo un tratamiento fiscal favorable tanto en las ayudas como en las obras.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios