Las disparidades del sector inmobiliario

Las dos Españas: así son las ciudades con las viviendas más barata y las más caras

Socuéllamos, en Ciudad Real, es la población española más económica (584 €/m2), mientras que la más costosa es Zarautz (4.824 €/m2).

Socuéllamos
Socuéllamos

Jose y Antón tienen 48 años. Ambos son propietarios de un bar. El primero sirve el café a 80 céntimos, el segundo a 1,45. Viven a poco más de 600 kilómetros. Sin embargo, la distancia que los separa va más allá de un viaje en coche: Jose vive en el municipio con la vivienda más barata de España; Antón, en el que tiene la más cara. Según datos del Ministerio de Fomento, Socuéllamos, en Ciudad Real, es la población española más económica, con un precio medio de 584 €/m2, mientras que la más costosa es Zarautz (4.824 €/m2). Más de 4.200 euros de diferencia.

La arquitectura es un claro ejemplo del abismo que separa a las dos localidades. Mientras que en el municipio de Ciudad Real predominan las casas unifamiliares de una planta y encaladas en blanco, en la ciudad norteña, la zona próxima al paseo marítimo destaca por la presencia de palacetes y viviendas construidas por la alta burguesía durante el siglo XIX,  aunque algunas han sido sustituidas progresivamente por edificios de viviendas de tres a cinco plantas. Un claro ejemplo es el Palacio de Narros, situado frente a la playa, que fue incluso el lugar de veraneo de la reina Isabel II de España, así como de la reina consorte de Bélgica Fabiola de Bélgica.

Zarautz
Zarautz

No obstante, esta brecha trasciende a los pisos. Mientras que el salario medio en Castilla-La Mancha es de 1.468 euros, en el País Vasco es de 1.941 euros. Ello se ve reflejado en el día a día, por ejemplo, en la oferta gastronómica: la media por comensal en uno de los mejores restaurantes de Socuéllamos ronda los 30 euros. Por el contrario, en Zarautz fácilmente se dobla o, incluso, triplica esta cantidad. También se nota en la población: 12.721 habitantes en Socuéllamos frente a los 23.117 de Zarautz.  Paradójicamente, a la hora de tributar sucede lo contrario:

Jose se muestra sorprendido con estos datos. "No sabía que aquí (en Castilla-La Mancha) pagábamos más impuestos, pero vivimos bien. Además el Ayuntamiento lleva varios años congelando los impuestos de IBI, sobre bienes rústicos, vehículos, todas las tasas para cursos... No nos podemos quejar en eso, aunque es cierto que los meses de invierno son más duros. Se nota mucho en el negocio y hay meses que casi no llego a los 900 euros", asegura.

El invierno, por el contrario, no es un obstáculo para Antón, que pese a que reconoce que "las cifras no son tan buenas como en verano", hay una buena demanda durante todo el año, propiciada, por una parte, por la cultura gastronómica del País Vasco, que hace que el "aperitivo del domingo sea sagrado" y la creciente oferta de deportes acuáticos, como el surf. "Cuando sales los chavales, siempre vienen a tomar algo al bar, que les pilla cerca", comenta.

San Sebastián vs. Lleida

Socuéllamos y Zarautz no son los únicos municipios donde existen estas diferencias. En cuanto a capitales de provincia, Barcelona sigue siendo la más cara de España, con 4.312 euros/m2, a pesar de las caídas de precios que ha sufrido la ciudad como consecuencia de la crisis secesionista. Le siguen San Sebastián (4.025 euros/m2) y Madrid (3.268 euros/m2). Lleida, en cambio, es la más económica, con sus 907 euros/m2, seguida por Ávila (939 euros/m2) y Castellón de la Plana (999 euros/m2).

En este sentido, las ciudades más rentables de España para comprar un piso para alquilar son Barcelona (6.54%), Madrid (5.47%) y Palma (5.33%). Todas ellas con rentabilidades brutas entre el 5 y el 6.5%, y, en consecuencia, en las que más rápido se amortiza la inversión realizada a través del alquiler. Así, en Barcelona son necesarios 15.28 años de media para recuperar la inversión efectuada, mientras que en Madrid se consigue en 18.28 años y en Palma en 18.77 años. En cambio, recuperar la inversión en ciudades como Ourense (31.27), A Coruña (30.78) y Teruel (30.09) resulta más complicado, ya que todas ellas presentan cifras por encima de los 30 años.

En cuanto a Comunidades, Madrid se sitúa por primera vez en diciembre como la autonomía más cara, tras alcanzar los 2.540 euros/m2. Le siguen Euskadi (2.524 euros/m2) y Baleares (2.433 euros/m2). En el lado opuesto de la tabla se encuentra Castilla-La Mancha (902 euros/m2), Extremadura (936 euros/m2) y Murcia (1.019 euros/m2), que son las comunidades más económicas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios