Malilla, la zona más popular

Las grúas toman Valencia, nuevo paraíso de la vivienda: 11.000 pisos nuevos al año

Los proyectos inmobiliarios se han multiplicado en los últimos dos años y el coste de la vivienda en el centro se ha disparado hasta un 30%.

Ratios del 40 o el 50% en preventas en Valencia
Ratios del 40 o el 50% en preventas en Valencia

Jorge Serrano recuerda perfectamente los tiempos en los que Valencia crecía a un ritmo vertigioso. Este vecino del barrio de Ruzafa lleva más de 60 años viviendo en la zona. "Antes se construía mucho en Valencia. Luego vino la crisis y se dejó de construir. Se quedaron muchos edificios a medio hacer en las afueras. Ahora, las cosas están volviendo a cambiar", cuenta. No le falta razón: los proyectos inmobiliarios en Valencia se han multiplicado en los últimos dos años y el coste de la vivienda en el centro se ha disparado hasta un 30%, con el barrio Malilla a la cabeza, según el Ayuntamiento.

No solo se trata de vivienda de segunda mano. Los niveles de venta sobre plano también han batido todos los récords y promociones con algo más de seis meses de vida en el mercado se acercan a ratios del 40 o el 50% en preventas en Valencia, lo que ha permitido a las promotoras garantizarse financiación para sus próximos proyectos. En sentido, el plazo medio de comercialización de las promociones se sitúa en 13 meses, cuando hace apenas cuatro años subía a los 23 meses. Tal es el éxito que el sector prevé la construcción anual de 11.000 viviendas nuevas en Valencia.

Sin embargo, el aumento de la ventas ha traido consigo un inevitable un incremento del precio del suelo en torno al 50%. "El precio de las casas se está recuperando poco a poco. Nosotros calculamos que este año subirá entre un 5 y un 6 %. Algunas promotoras como Aedas Homes ya han subido el precio en promociones como la que tienen en Cuatre Carreres y de la que ya han vendido al 70%", explica José Ángel Sospedra, director de CBRE en Valencia, quien promociona los proyectos Regne 58, junto con Iberdrola Inmobiliaria, Pérez Galdós 33 y Atrium Residencial en Cuatre Carreres. "Valencia es una de las cuatro provincias con mayor producción de vivienda nueva a nivel nacional, y la demanda ha aumentado considerablemente en esta misma línea. Esta promoción exclusiva es un claro ejemplo de la evolución positiva del mercado residencial valenciano", continúa.

La zona de Malilla, la que más crece

Todas las zonas están asistiendo a este crecimiento inmobiliario. Grandes corporaciones están rehabilitando edificios históricos en el centro de la ciudad, pero entre la obra nueva reapareciendo promociones en el área metropolitana de la capital y en los alrededores, así como en Valencia ciudad, principalmente en la zona de Malilla, cerca del nuevo hospital La Fe, y por la zona de Patraix. Además, se está poniendo especial énfasis en la venta de pisos vacios. Según la directora general de Vivienda del Consell, Rebeca Torró, “hay más de un 11 % de parque de viviendas vacío, por lo que es un gran reto movilizarlo". En este sentido, la Sareb pone activos en Valencia por valor de 1.700 millones de euros, que suponen el 14% del total de inmuebles en cartera, “casi todo residencial”.

Tanto es así que ninguna inmobiliaria quiere perderse su parte en este suculento pastel. Esta ciudad no se encuentra solo entre las prioridades de CBRE; también Avanza Urbana, Aedas Home, Aelca, Básico Homes, Firmus, Grupo Ferrer Akbors, Habitat, Molmar, Olivares, Pavasal, Tecnocasa, Urbem, Urbitra o Libra están entre las grandes firmas que han emprendido proyectos en Valencia con un claro objetivo: comenzar obras en 2018 y empezar a entregar viviendas en menos de dos años.

De esta manera, Habitat está trabajando en proyectos residenciales en Torremalilla, Músico Chapí y Barón de Patraix; Urbem comercializa 104 viviendas con piscina frente a La Fe y prepara un nuevo proyecto en la calle José Maestre en Tres Forques; o Libra, que apuesta por el complejo Nuevo Parque 2 en la calle Isla Formentera Les Fonts (un edificio de 67 viviendas en Cuatre Carreres con pisos desde 125.383 euros), y Residencial Atarazanas.

A las multinacionales se están sumando las pequeñas promotoras que lograron salir adelante durante la crisis, como es el caso de Ficsa, perteneciente a la familia Noguera, que tiene en marcha cuatro promociones en Valencia, o la inmobiliaria Pavasal, con en sus proyectos en Patraix o en la avenida Giorgeta.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios