Coincidiendo con el procés

Los inversores no se fían: la compra de pisos al contado cae el 43% en Barcelona

Quienes adquieren una vivienda para ponerla en alquiler pasan del 37 al 27% del total de compradores entre el primer y el segundo semestre

Informe Vivienda segundo semestre 2017 Tecnocasa

Aunque aún es pronto para conocer con detalle todos los efectos económicos del desafío independentista, fundamentalmente en Cataluña, algunos datos hablan por sí solos. Las compraventas de viviendas al contado se hundieron un 43% en el segundo semestre del año pasado en Barcelona. En ese mismo periodo, y coincidiendo con la fase más aguda de la crisis política, el porcentaje de inversores particulares que adquirieron un inmueble para ponerlo en alquiler en la Ciudad Condal y el área metropolitana se redujo en más de 10 puntos.

Son algunas de las conclusiones que se extraen del Informe sobre el Mercado de la Vivienda en el segundo semestre de 2017 que elaboran el Grupo Tecnocasa y la Universidad Pompeu Fabra. El documento observa un cambio importante en relación a cómo se venía comportando esta zona, que en los últimos tiempos estaba entre las más dinámicas de España.

De julio a diciembre, el porcentaje de inversores que han adquirido una vivienda se ha reducido hasta el 27% en Barcelona y su área metropolitana, frente al 37% al que había iniciado el ejercicio. Mientras, en el resto de España el porcentaje de compradores inversores se mantuvo estable respecto a periodos anteriores en el entorno del 29%.

Estos inversores, que compran una vivienda para ponerla en alquiler, obtienen una rentabilidad media bruta del 7% en el conjunto de España. La cifra aumenta hasta el 7,26% en el caso de la ciudad de Madrid y se sitúa en el 5,63% en Barcelona. José García Montalvo, catedrático de Economía y coordinador del informe, señala que hasta la fecha los precios siempre habían crecido más en Barcelona que en Madrid.

Esto se debe sobre todo a que en el último trimestre del año, el precio de venta en la Ciudad Condal bajó un 1,34%. Según Lázaro Cubero, director
del Departamento de Análisis e Informes (DAI) del Grupo Tecnocasa, “si continúa esta dinámica”, en el primer semestre de 2018 “es probable que el precio de la vivienda en Barcelona deje de crecer con la misma intensidad con que lo venía haciendo hasta ahora”.

Desde el punto de vista de Montalvo, el inversor particular sigue estando muy activo en términos generales porque las rentabilidades que ofrece el alquiler en España son muy buenas.

Descartado de momento el peligro de burbuja a nivel nacional

Por otra parte, los expertos consultados por La Información consideran que el mercado español seguirá mostrado una buena dinámica a lo largo de este año y descartan, al menos de momento, el peligro de una nueva burbuja inmobiliaria en el país. 

Paloma Taltavull de La Paz, Catedrática de la Universidad de Alicante y colaboradora de Funcas descarta, de momento, el peligro de burbuja, si bien diferencia claramente entre dos mercados: el mercado de la propiedad, donde no se está produciendo una aceleración de los precios y los crecimientos de entre el 2 y el 3%, o como mucho el 4%, no indican burbuja alguna; y el mercado del alquiler, donde en determinadas ciudades sí se están registrado alzas de precios a "ratios altísimos" por la confluencia de demandas.

En este segundo caso se encuentran las capitales de provincia, como Madrid, Barcelona o Palma de Mallorca, donde el dinamismo de los empleos está tirando de los precios del alquiler y en las que, en algunos casos, también presiona sobre ellos la demanda temporal por turismo. Ésta última "sí está tensionando el mercado", aunque los expertos le dan una relevancia relativa.

En opinión de Paloma Taltavull lo que impide que los precios en propiedad despeguen de forma más clara es que, pese a que la economía registra un crecimiento potente, persisten importantes debilidades, como son el empobrecimiento de los hogares, la dificultad de los jóvenes para acceder a la compra de una vivienda o la inestabilidad en el mercado de trabajo. 

El tirón de los precios del alquiler

Del documento elaborado por Tecnocasa y la Pompeu Fabra se desprende, además, que el precio del alquiler creció el año pasado de forma generalizada en toda España, con un alza media del 12,74%. De esta
manera, el avance de los precios que hasta ahora se observaba en las capitales se ha trasladado también a otras poblaciones.

El precio medio a nivel nacional alcanzó el año pasado los 10 euros por metro cuadrado, una cifra que asciende a 12,53 €/m² en Madrid y a 13,57 €/m² en Barcelona. En este sentido, el alquiler de un piso medio de 70 metros cuadrados en Barcelona costaría de media 950 euros al mes, frente a los 877 euros que costaría en la ciudad de Madrid.

En lo que se refiere a los precios de compra, el metro cuadrado en los inmuebles de segunda mano se pago de media a 1.903 euros en el segundo semestre, lo que supuso un aumento del 11,1% en comparación con el mismo periodo de 2016. Este crecimiento "es el más importante desde que se inició el proceso de recuperación del mercado inmobiliario", según el propio Cubero.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios