Se dispara el precio de la vivienda

'Minipisos' de oro: estudios de 30m² en Barcelona a precios del centro de París

Una vivienda de este tipo en la ciudad Condal se sitúa entre los 900 y 1.500 euros, mientras que en la capital francesa rondan los 1.100 euros. 

La Torre Eiffel en París.
La Torre Eiffel en París.

¿Se imagina pagar 1.000 euros por una casa de apenas 25 metros cuadrados? ¿Y 1.500 por un estudio de 35? Parecía que los 'minipisos' era una realidad enterrada con la crisis. Sin embargo, el aumento del precio de la vivienda, tanto en compra como en alquiler, ya cercano a los niveles de 2007, ha provocado que los pisos más pequeños vuelvan a estar en la cresta de la demanda y se esté produciendo un verdadero 'boom' en las grandes ciudades española.

Según Foro Consultores, entre 2005 y 2008, casi el 80% de las nuevas viviendas contaba con uno o dos dormitorios. Con el estallido de la burbuja, fueron los primeros inmuebles que cayeron estrepitosamente: quien podía seguir pagando esas rentas, podía ahora acceder a una casa mucho más amplia por el mismo dinero. Tal y como explica la Sociedad de Tasación, una de las principales motivaciones entre quienes deciden cambiar de vivienda es mejorar la suya actual y, pese a que el crédito vuelve a fluir, más de la mitad sigue apostando por alquilar su antigua vivienda, y de menor tamaño, para pagar la hipoteca de la nueva. Así, la oferta se ha reactivado, pero no al ritmo de la demanda, que mira hacia barrios de lujo, pero cuyos presupuestos, aunque altos, no les permiten pagar casas amplias.

Barcelona a la cabeza

El resurgir de los 'minipisos' se concentra "en las comunidades autónomas con mayores precios por metro cuadrado, con más densidad de población o con restricciones geográficas”, según los registradores. De ahí que en Baleares, Comunidad de Madrid o Cataluña el peso relativo de los pisos menores de 40 m2 sea más alto, a las que se unen ciudades como San Sebastián, tradicionalmente entre el top ten de alquileres más caros.

Precisamente en el epicentro de este nuevo 'boom' se encuentra Barcelona. Según los datos de la Dirección General del Catastro y del departamento de Estadística del Ayuntamiento de Barcelona, en el municipio barcelonés se contabilizan más de 28.000 'minipisos', la mayoría de entre 25 y 35 m². Basta echar un vistazo a las principales web inmobiliarias para comprobar que ninguno de ellos baja de 900 euros al mes y que algunos de ellos alcanzan los 1.500, dependiendo de si está amueblado y de la luz del piso. "La mayoría las ofertas más elevadas se concentran en Turó Parc, Zona Alta, Ciutat Vella y Eixample, donde se pueden llegar a pagar más de 50 euros por metro cuadrado", mantiene Engel & Völkers.

Precios cercanos a París o Berlín

Algo parecido está sucediendo en los barrios más céntricos de Madrid, como Jerónimos o Malasaña, donde un estudio supera fácilmente los 850 euros y un apartamento de apenas 50 metros cuadrados puede elevar la renta a los 1.200 euros, en determinadas calles de estas zonas. Además, la crecimiente rehabilitación de edificios históricos para transformarlos en viviendas de lujo, así como el auge de estas zonas entre los jóvenes, han disparado los alquileres más de un 10% en lo que va de año.

España se está equiparando, de esta manera, con sus socios europeos en cuanto al alquiler de los 'minipisos'. Según la inmobiliaria francesa Le Boincoin, en los principales distritos de París, un estudio de estas características cuesta de media unos 1.100 euros y proliferan especialmente en el XVIII Distrito de París, conocido popularmente como Buttes-Montmartre y donde las buhardillas cercanas a las plazas más de moda pueden fácilmente alcanzar cifras astronómicas por tan solo 21 metros cuadrados. Por su parte, en Berlín, según la inmobiliaria Scout 24, los precios son algo más moderados, pero también llegan a los 1.000 euros, y aunque está de los 1.900 de media de Londres, la capital alemana está en el puesto número 10 de las ciudades europeas más caras, según Hines.

La realidad del alquiler, contrasta, no obstante, con la de los sueldos europeos. Como se desprende del último informe que ha publicado la consultora Adecco, el salario medio de España se sitúa en los 1.636 euros al mes, 298 euros inferior a la media de toda la Unión Europea (1.934 euros), mientras que Francia (2.249 euros), Reino Unido (2.395 euros) o Alemania (2.576 euros), superan con creces la media española. El consultor inmobiliario Luis Martínez, estima, no obstante, que poco a poco el precio de estos 'minipisos' terminará por racionalizarse. "Si no, con los sueldos de España, pocos van a poder acceder a uno", concluye.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios