Oportunidad para inversores

La venta de 'pisos con bicho' emprende vuelo: se multiplica por tres en un año

Este tipo de transacciones tiende a aumentar en tiempos de expansión económica y ayuda a los jubilados a compensar sus pensiones. 

Carteles de viviendas en venta en un inmueble de Madrid. EFE/Archivo
Carteles de viviendas en venta en un inmueble de Madrid. EFE/Archivo

La venta de 'pisos con bicho' vuelve a estar en alza. Los precios de la vivienda aumentan a un ritmo del 3,9% interanual hasta los 1.286 euros el metro cuadrado, según Tinsa, y la rentabilidad de invertir en el ladrillo vuelve a estar en boca de todos. En épocas de bonanza las fórmulas del 'boom' vuelven a salir a la palestra y la nuda propiedad o la venta de 'pisos con bicho' no iba a ser menos, llegando a multiplicarse por tres en solo un año, según apunta Eduardo Molet, experto inmobiliario en este tipo de operaciones. Pero, ¿en qué consiste esta fórmula de venta?

Los propietarios, normalmente personas mayores, deciden vender su vivienda por un precio menor al de tasación a cambio de mantener el usufructo de la propiedad hasta el final de su vida. Durante el tiempo que trascurra desde la operación, el usufructuario puede disponer de la vivienda como quiera, incluyendo la consecución de reformas o el alquiler del inmueble y solo tendría que pagar los suministros. En cambio, el nuevo propietario se haría cargo del IBI y las posibles derramas de la vivienda. 

Este tipo de transacciones que tuvieron su máxima expansión durante el boom inmobiliario y se contrajeron en el periodo de recesión han vuelto a saltar ahora a la primera línea y los buscadores de internet se han llenado de anuncios de venta de inmuebles bajo este régimen. Distintas inmobiliarias consultadas por La Información afirman que estas operaciones han aumentado "mucho" en los últimos meses. Molet da más datos: "La venta en nuda propiedad ha aumentado un 300%". 

Se trata de un producto para inversores que no necesitan disponer de inmueble de forma inmediata. El tipo de compradores de este tipo de propiedades se enmarcan en el siguiente perfil: "Unos 50 años, muy solvente y con dinero que no aporta gran rentabilidad en los bancos", ha afirmado Molet. Este tipo de inversores "actúan con la cabeza", buscan la rentabilidad del inmueble y no tienen como fin convertirla en su primera vivienda. 

En cambio, el perfil de vendedores se divide en dos tipos: por un lado, aquellos que necesitan traspasar su propiedad para complementar su pensión, y por otro, los que tienen inmuebles de alto valor. En lo que si coinciden ambos casos es en la edad, entre 75 y 80 años de media, y en el hecho de que suelen carecer de hijos. 

Además de la recuperación económica y de la inversión en España, las condiciones socio-económicas de los jubilados influyen en el despegue de este tipo de transacciones. La pensión media en España apenas supera los 1.000 euros, pero muchos mayores ingresan pensiones mínimas con las que les es difícil salir adelante.

Precisamente, Luis María Linde, exgobernador del Banco de España, afirmaba hace unos meses que un alto porcentaje de jubilados españoles tenían casa en propiedad, y argumentaba que este factor no se solía considerar a la hora de calcular las pensiones brutas y netas. "El peso tan grande del ahorro materializado en casas en propiedad es un argumento que hay que tener en cuenta y que no se suele mencionar en el análisis de las pensiones", afirmaba Linde por aquel entonces. 

Esta forma de venta ayuda a ciertos grupos de jubilados a compensar sus bajas pensiones, mientras pueden seguir viviendo en sus domicilios y se ahorran el pago de impuestos, por los que ayuda a mejorar de forma sustancial sus condiciones de vida ya que el importe de la vivienda se recibe en un solo pago. 

El aumento de la rentabilidad de la vivienda que se situaba en el margen del 8% en el mes de abril ha animado a los inversores a apostar por estas fórmulas que permiten disponer de la vivienda a medio plazo y ha disparado la venta de nuda propiedad.  

Temas relacionados

Ahora en portada

Comentarios