Lunes, 06.04.2020 - 14:25 h
Crisis del Covid-19

La Inspección estudia el cierre del centro de Amazon en Madrid con coronavirus

Los inspectores piden información a compañía y sindicatos para decidir si finalmente obliga a clausurar el almacén tras seis casos decretados.

El centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid).
El centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares (Madrid). / Amazon

Los acontecimientos se aceleran en la crisis que se vive en el mayor centro logístico de Amazon en España. Apenas dos días después de la denuncia presentada por la plantilla, la Inspección de Trabajo ya estudia si clausurar las instalaciones después de que se hayan confirmado oficialmente hasta seis casos positivos de coronavirus entre los trabajadores. La compañía se resiste a echar el cierre, pese a que sí lo ha hecho en una pequeña estación logística en Nueva York donde se ha decretado un primer contagio. El organismo dependiente del Ministerio ha reclamado sendos informes tanto a la dirección como a los representantes de los cerca de 3.000 empleados de esta instalación.

El origen de este caso se sitúa a finales de la pasada semana. La dirección de Amazon en España comunica a la plantilla los dos primeros casos en San Fernando de Henares (Madrid) y uno en El Prat de Llobregat (Barcelona), dos de los centros más destacados de los casi 30 que tiene repartidos por todo el país. Los sindicatos exigieron el cierre inmediato de las dos instalaciones para proceder a una limpieza y desinfección a fondo y, posteriormente, analizar las diferentes posibilidades. Desde la dirección se negaron y se limitaron a asegurar que se estaban cumpliendo con todas las medidas exigidas por las autoridades sanitarias. El pasado miércoles admitieron otros dos contagios en el almacén madrileño.

Los delegados de prevención de ambos centros presentaron sendas sanciones ante la Inspección. Entendían que había un incumplimiento claro por parte de la compañía de la ley de prevención de riesgos laborales, pues no se había llevado a cabo una trazabilidad correcta de las personas con las que habían tenido contacto los contagiados, ni se aseguraba que el virus frenaría su expansión. Prueba de ello son los últimos dos positivos que se han comunicado formalmente a la plantilla por parte del gigante del comercio electrónico de dos empleados que se encargaban de recoger los paquetes de las estanterías. Estos mozos, llamados en su argot como 'Picker' (recogedor en español), son los que manipulan las cajas que posteriormente se entregan a los domicilios de los clientes.

En el caso de Madrid, la Inspección ha contestado en tiempo récord pese a la dura crisis desatada por el avance de la pandemia. En menos de 48 horas ha exigido a ambas partes que presenten tanto el informe como el contrainforme, en base a los cuales deberá tomar una decisión. Según explican diversas fuentes conocedoras, el pronunciamiento debería formalizarse en los próximos días, ante la urgencia sanitaria que se vive en un centro clave para el funcionamiento de la multinacional en el país. Hay que tener en cuenta que el organismo dependiente de Trabajo ha creado una unidad de gestión específica para el coronavirus, con el objetivo de dedicar todos los medios disponibles a la atención de todos estos conflictos.

Desde la compañía se han negado desde el principio al cierre de las instalaciones. Se limitan a insistir en que están trabajando estrechamente con las autoridades locales "garantizando la continuidad del servicio a los clientes, a la vez que cuidamos de nuestros asociados, siguiendo además sus recomendaciones". Fuentes oficiales han apuntado que se aumentan la limpieza de todos los centros, el mantenimiento de la distancia social y la implementación de la distancia de seguridad entre los conductores y los clientes al hacer las entregas.

En la plantilla de Amazon hay mucha preocupación. La compra a través de internet se ha convertido en una de las pocas actividades blindadas por el Gobierno a través del decreto del estado de alarma y la actividad no va a dejar de crecer en las próximas semanas. Según los datos de la patronal de la logística, en los últimos siete días el alza de las compras ha sido de alrededor del 15% respecto a una semana normal -en la que ya hay un incremento acumulado del 30% en relación al año anterior-. Amazon cuenta con casi una treintena de centros, gestionados de manera directa e indirecta para gestionar todos sus pedidos en España. Y el temor a más contagios -y a cómo puede afectar a los clientes- va creciendo.

Con los seis casos declarados en el centro madrileño y el de El Prat, España se sitúa como el país que más positivos en coronavirus ha registrado del mundo. En Italia, se admitieron dos en un almacén cerca de Milán, lo que llevó a que se iniciara una huelga por parte de la plantilla y más de un tercio de los trabajadores decidieran no acudir a trabajar ante la negativa de la empresa a cerrar. En Estados Unidos, se ha dado a conocer un primer caso en una estación logística pequeña, ubicado en el barrio neoyorquino de Queens. Este último sí que ha implicado una clausura temporal.

Un centro clave

El centro madrileño, ubicado en un polígono industrial de San Fernando de Henares, es uno de los más importantes de la gigantesca infraestructura logística de Amazon en el país. Fue el primero que abrió sus puertas tras el arranque de la actividad del gigante tecnológico en el año 2011 y, según las cifras de fuentes sindicales, de sus instalaciones salen entre el 15% y el 20% de todos los pedidos que se hacen en el mercado español.

Cuenta con una plantilla de algo menos de 3.000 empleados, entre fijos y contratados a través de Empresas de Trabajo Temporal (ETT). Desde el comité insisten en que esta importancia es relativa en días como estos, pues productos de primera necesidad, como son los relacionados con la alimentación, se entregan desde otros almacenes, como el que se sitúa en el barrio de Legazpi (Madrid). En este sentido, apuntan a que en estos últimos días ha habido muchos pedidos vinculados a entretenimiento, por lo que un posible cierre temporal no impactaría en el abastecimiento prioritario de los hogares.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING