Viernes, 21.02.2020 - 14:15 h
Para financiar futuras adquisiciones

El instalador de telecos Comfica saltará a bolsa con un 'listing' a principios de 2020

Espera aterrizar en el MAB en el primer trimestre y sacar a cotizar un 20% de las acciones de la empresa, en manos de su actual presidente. 

Comfica
Comfica espera elevar a 130 millones sus ingresos. / L.I.

Comfica quiere dar un golpe encima de la mesa y consolidarse como uno de los grandes instaladores de redes de fibra y móvil del sector de las telecomunicaciones. La firma prepara su salida a bolsa en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en los primeros meses de 2020. Para ello ya ha contratado a Norgestion como asesor registrado. Su objetivo es sacar a cotizar un 20% de la compañía, en manos principalmente de su presidente, Valentín Rueda, con la modalidad de 'listing'. De esta forma, se profesionalizan y abren una ventana de financiación en el futuro ante nuevas adquisiciones para crecer.

Hasta ahora, Comfica se había configurado como una empresa familiar. Sus clientes, entre los que despunta Telefónica, habían aconsejado un cambio en la gestión. Y ésta ha pasado por la contratación de una de las 'big four' para su auditoría, la transformación en una sociedad anónima y toda la mejora de los procesos internos. Ese camino, en el que ha estado acompañada por la consultora Esencia Partners, culminará en los primeros meses del año cuando se lleve a cabo el estreno en el MAB. "Uno de los requisitos de nuestros clientes era tener una mayor profesionalización y una mayor transparencia", explica en una entrevista con La Información Jorge Huerta, director general de la firma.

Aún no hay una fecha fijada, aunque el plan se centra en completar ese 'listado' de las acciones en el primer trimestre del año. Después de haber contratado ya a un asesor registrado, quedaría pendiente hacerlo con los bancos colocadores. Con este movimiento, se reserva una posibilidad de financiación al margen de la banca o los fondos de inversión. Su intención es no depender de fondos de 'private equity', que entren en demasía en la gestión del día a día-el año pasado se recompró el 20% de la compañía en manos de una plataforma controlada por el gigante KKR-.

En los últimos años han firmado algunas adquisiciones, con las que ir ganando tamaño (y eficiencias) en un sector con grandes firmas como Ezentis, Elecnor o ACS. Y todas estas operaciones se han financiado con los fondos propios de la compañía. Hasta este año. Comfica ha decidido sacar la cartera y quedarse con la rama de actividad de Liteyca, que integraba la cesión de contratos con Telefónica, por 32 millones de euros. La compra, que se ha formalizado hace unas semanas, ha necesitado de la ayuda del fondo británico de deuda Kartesia. Y habrá más en el futuro, pues Valentín Rueda y su equipo se han conjurado para ir ganando tamaño en el mercado y ser uno de los agentes consolidadores. Con la cotización en bolsa, se allana el camino a potenciales ampliaciones de capital o diferentes modalidades de inversión.

Con este plan de expansión a través de adquisiciones y de crecimiento orgánico, la instaladora española quiere alcanzar la barrera de los 200 millones de euros de facturación durante el próximo año 2020, según precisa Huerta. El objetivo para este ejercicio es de 150 millones. Con la incorporación de Liteyca, su cartera de proyectos para los próximos años se sitúa entre los 500 y los 600 millones. Hoy una parte mayoritaria de su negocio procede de España -donde trabaja para todos los grandes operadores de telecomunicaciones- y el resto de Latinoamérica, con presencia en Brasil, México, Perú, Colombia y Argentina. Ahora se plantea el salto a otros países europeos. En concreto, dos: Alemania y Reino Unido. Son las dos plazas clave de Telefónica. Irán de su mano. El plan es empezar los primeros trabajos a finales del próximo año.

La crisis y el 5G

Toda esta expansión se producirá en un momento clave para el sector de las telecomunicaciones. No sólo porque se enfrenta a la ralentización económica que todos los indicadores señalan, sino también a un momento de transición entre la fibra y el 5G. Sobre la situación 'macro', Huerta defiende que este mercado "se mueve, en muchas ocasiones, de manera contraria a la crisis y raramente nos perjudica". Y señala algo más: "Nosotros no tenemos apenas relaciones con instituciones públicas y nuestros clientes son empresas privadas".

El negocio de Comfica en los últimos años ha tenido en el despliegue de fibra uno de sus grandes 'graneros'. Sin embargo, hoy el despliegue está por encima del 90% en España. Éste finalizará en el año 2023. ¿Dónde está el futuro? Principalmente, en el 5G. El objetivo es que estas redes ultrarrápidas representen el 20% de todo el negocio futuro de la compañía. ¿Cómo puede afectar a un proveedor de telecos como Comfica el acuerdo para el despliegue que han firmado Vodafone y Orange (y al que podría sumarse Telefónica)? "A nosotros nos hace más fuertes; nosotros somos un instalador multioperador", apunta Huerta.

Hoy, Telefónica representa el 30% de todos sus ingresos. Esa diversificación la quieren mantener en el futuro. No sólo en cuanto a clientes, sino también en servicios. Se trabaja en impulsar divisiones como el de la ciberseguridad, la seguridad física o la integración de la electrónica de red de las firmas del sector.

Con todos estos ingredientes, Comfica batalla para hacerse más grande y convertirse en el cuarto gran instalador. Hoy controla, según Huerta, en torno al 15% de todo el mercado. Queda aún uno 25% o 30% del mercado que es potencialmente consolidable a través de adquisiciones. Y para ello,  se prepara con el salto a bolsa. La cuenta atrás para completarlo ya ha comenzado.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING