Martes, 23.04.2019 - 22:38 h
Tras acuerdos con Solvia e Ibercaja

¿Qué es Intrum? El fondo sueco que crece en el 'ladrillo' español desde la sombra

La compañía, nacida de la integración de Intrum Justitia y Lindorff, cuenta con más de 30.000 millones de euros en activos en nuestro país. 

Intrum
Intrum, el fondo sueco que crece en el 'ladrillo' español desde la sombra.  / Intrum

El año 2018 ha sido el de las operaciones de los grandes fondos extranjeros. Se ha hablado mucho de Blackstone y de Lone Star, entre otros, pero en la sombra han estado algunos más que han ido cogiendo pequeñas porciones del pastel del 'ladrillo' español. Entre ellos, destaca el caso de Intrum, que ha salido a la luz en las últimas semanas por dos grandes operaciones, pero que lleva mucho más tiempo engordando sus activos tras los más grandes. 

El fondo de origen sueco cuenta con más de 30.000 millones de euros en activos en nuestro país y llevó a cabo dos grandes firmas en las últimas semanas del año. Por un lado, compró el 80% de Solvia Servicios Inmobiliarios por unos 300 millones de euros, mientras fue el propio banco el que se quedó con el 20% restante. Solo una semana antes, los nórdicos cerraban un acuerdo con Ibercaja sobre la compra de una gran cartera de 'ladrillo' de 600 millones, el llamado 'Proyecto Cierzo'. 

Además, estuvo muy bien posicionada en otras grandes operaciones, como la de la venta de Altamira por parte de Apollo -que finalmente se llevó Dobank-. Tanto es así que el fondo sueco se coló entre los dos finalistas, tal y como pudo saber La Información. Finalmente, la entidad de decidió retirarse en el último momento ante la aceptación de su oferta por la mayoría de Solvia Servicios Inmobiliarios. 

La firma, que opera principalmente en Europa y América Latina cuenta con alrededor de 8.000 empleados en todo el mundo. Su actividad principal consiste en ofrecer soluciones con el fin de mejorar los flujos de efectivo y rentabilidad a largo plazo, pero también se dedica a la gestión de activos inmobiliarios. En nuestro país, ha optado por ir adquiriendo propiedades, muchas de ellas antiguos activos tóxicos, que gestionará a través de su propia firma para lograr el mayor rendimiento. 

La compañía actual se levantó tras la unión de Intrum Justitia y Lindorff en España en junio de 2017, el mercado más importante para ellos, tal y como la propia compañía reconoce. A día de hoy, la firma cuenta con más de 30.000 millones de euros de activos y una cifra superior a los 45.000 propiedades inmobiliarias en gestión en nuestro país, lo que le ha valido este título. 

Precisamente Lindorff ya había sido socio de Ibercaja, la última de sus grandes operaciones, antes de la integración de ambas compañías. La firma había comprado Aktua a principios de 2016 y esta, a su vez, había adquirido Salduvia, la filial de gestión de inmuebles de la entidad aragonesa, un mes antes de esta operación. 

Para llevar a cabo este trabajo de gestión, Intrum cuenta con el portal de venta y alquiler de viviendas Casaktua, a través del que lanza continuas ofertas para conseguir la mayor rentabilidad de su cartera que ha ido consiguiendo de los activos tóxicos bancarios. 

La actual Intrum, que tiene su sede central en Suecia, cotiza en el Nasdaq de Estocolmo, donde el valor de su acción se sitúa en las 221,6 coronas suecas -poco más de 21 euros- hasta donde ha llegado desde las 357 en las que se situaba hace año y medio, momento en que tocó máximos históricos. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios