Domingo, 19.08.2018 - 07:39 h
Las frases del presidente de Mercadona

Juan Roig ya no quiere 'meterse en charcos': "No pienso en presidir la CEOE"

El directivo valenciano reconoce que "no cree en el centralismo" y que está menos preocupado por Cataluña. "Lo tienen que solucionar los políticos". 

Foto: El presidente de Mercadona, Juan Roig. (EFE)
Foto: El presidente de Mercadona, Juan Roig. (EFE)

Es uno de los directivos que no elude dar su opinión, aunque está más comedido que en el pasado."Antes entraba en charcos y ahora no me toca. Me centro en Mercadona y no me meto en más charcos", ha repetido su presidente Juan Roig al ser preguntado por cómo ve el sistema de pensiones durante la rueda de prensa de resultados anuales. "A la gente que ha trabajado toda la vida hay que darle seguridad, hay que darle una solución y para eso están los políticos", ha matizado.

No habla sobre pensiones, pero sí sobre presidir la patronal, la situación política en Cataluña o sobre el centralismo. "Liderar la CEOE, no; el CEC, tampoco [en referencia al Consejo Empresarial para la competitividad]", ha contestado sin adornos.

Hace unos meses, Roig asumió su preocupación por la situación política en Cataluña y la amenaza secesionista. "Estábamos asustados y preocupados. Nos hemos acostumbrado. Ya no estoy asustado, pero sí preocupado".

Tras las elecciones de diciembre y la falta de Gobierno en la Generalitat, Roig apunta que "la sociedad civil ha elegido a los políticos. El problema entre Cataluña y el resto de España lo tienen que solucionar los políticos", ha insistido.

Una crisis que la compañía no ha notado en sus resultados. "No se ha notado en el consumo. El problema de Cataluña, a nivel de ventas sigue igual. Res de res", ha resumido en valenciano.

'No creo en el centralismo'

"Creo en España, pero no creo en el centralismo", afirma Roig al explicar por qué Mercadona ha elegido Oporto y no Lisboa para su desembarco en Portugal. "Desde Oporto iremos bajando". 

Sobre su negocio en sí, también ha realizado analogías impensables en otros directivos. "Desde Adán y Eva el cliente quiere calidad y precio", indica al explicar su política de precios.

Y, de nuevo, se ha mojado sobre su tienda online que el año pasado criticó sin ambages. "Desde los supermercados no se va a repartir porque perdemos pasta a punta pala. Dentro de una bañera no se puede meter una ducha", argumenta al explicar cómo va a cambiar su distribución con la tienda online. Con el nuevo modelo, repartirá a los clientes desde centros logísticos, no desde las tiendas. "Si lo hacemos lo mal que lo estamos haciendo ahora...".

También ha opinado sobre la libertad de horarios comerciales. "Es muy complicado. Nosotros no vamos a abrir los domingos, sólo cuando hay dos días seguidos de fiesta. El cliente quiere 24 horas, 365 días, pero eso es mucho más caro. Abrir los domingos es perder dinero", ha reconocido. "Si abrimos los domingos tenemos que subir los precios a la gente que compra entre semana". 

Y ha resumido su filosofía empresarial: "Igual que las personas no pueden vivir sin comer, las empresas no pueden vivir sin beneficio. Pero, igual que las personas no viven para comer, las empresas no pueden pensar sólo en tener beneficio".

Juan Roig ya no quiere 'meterse en charcos': "No pienso en presidir la CEOE"

Ahora en portada

Comentarios