Domingo, 29.03.2020 - 08:57 h
INDEMNIZACIONES DE 11,4 Y 4,4 MILLONES

Juicio al saqueo de Abengoa, una multinacional al borde de la quiebra

El expresidente Bejumea y el exCEO  Sánchez se enfrentan a penas de 5 y 4 años de prisión. Borrell, que respaldó sus cobros, testificará el jueves. 

La juez Lamela interroga a Javier Benjumea y a otro testigo el miércoles por las indemnizaciones de Abengoa
Sede de la multinacional energética Abengoa, cuyo expresidente Felipe Benjumea y su exCEO Manuel Sánchez serán juzgados a partir de mañana. / EUROPA PRESS

Aparentaron supuestamente sus ceses como presidente ejecutivo y consejero delegado de Abengoa para cobrar indebidamente 11,4 y 4,4 millones de euros respectivamente. Sin embargo, no se desvincularon de la compañía. Continuaron como asesores del consejo de administración con el mismo sueldo que venían percibiendo. Todo ello, presuntamente, con conocimiento de la crítica situación en la que se encontraba la compañía, que solo dos meses después de que su máximos responsables cobraran esas cantidades, tuvo que presentar su preconcurso de acreedores en un juzgado de lo Mercantil de Sevilla.

Dos años después de que el abogado Felipe Izquierdo presentara una querella contra Felipe Benjumea y Manuel Sánchez Ortega por sus escandalosas indemnizaciones, arranca el juicio de caso Abengoa en la Audiencia Nacional. A partir de las 10 de la mañana del lunes, el expresidente y el ex consejero delegado de la multinacional energética se sentarán en el banquillo junto a tres miembros de la comisión de retribuciones -entre ellos el también expresidente Antonio Fornieles- que aprobaron esos pagos.

El exministro socialista y expresidente del Parlamento Europeo José Borrell, que también formaba parte de este último órgano, se salva al no haber asistido a la reunión -aunque delegó su voto a favor-, pero declarará el jueves como testigo. Durante su comparecencia ante la instructora del caso, Carmen Lamela, explicó que no estuvo porque se encontraba en Barcelona presentando un libro, pero respaldó la millonaria indemnización de Benjumea y aseguró que era inferior a la que le correspondía legalmente.

Administración desleal

Los cinco procesados están acusados de un delito de administración desleal. Para Benjumea, el fiscal solicita una pena de 5 años de prisión, 4 para Sánchez Ortega y 3 para los otros tres acusados (Mercedes Gracia, Alicia Velarde y el expresidente Fornieles). Estos tres últimos, junto al expresidente, tendrían que indemnizar a Abengoa con el importe ilícitamente percibido por Benjumea (11,4 millones) en caso de ser condenados. Sánchez Ortega resarciría a la compañía en ese caso con 4,4 millones. La decisión corresponderá a la sección cuarta de la Audiencia, presidida por la magistrada Ángela Murillo.

Benjumea dejó su cargo de presidente el 23 de septiembre de 2015, pero cuatro meses antes, el que renunció a su puesto de consejero delegado fue Sánchez Ortega. En su caso, la indemnización que le pagó Abengoa ascendió a 4,4 millones de euros pese a que, de manera casi consecutiva, firmó un nuevo contrato con la sociedad como vicepresidente no ejecutivo. Ese dinero, que Benjumea cobró por el mismo importe, se justificaba por el pacto postcontractual de no concurrencia, pacto que jamás debió activarse ya que ambos siguieron ligados a la empresa.

El escrito de acusación del fiscal de la Audiencia Nacional José Perals, recoge los pomposos parabienes que recibieron ambos de los órganos de administración de la energética. El acta de la comisión de retribuciones que aprobó la indemnización de Benjumea se expresaba en términos de “enorme gratitud” al expresidente, del que alababa “su incansable dedicación a la compañía”, “su inestimable aportación al desarrollo de todos los negocios” e incluso “su altura personal y su calidad humana”.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING