Lunes, 19.11.2018 - 15:27 h
Hay 270.000 empleados públicos

La Junta ultima un contrato para sufragar 80.000 líneas móviles de sus empleados

El contrato, incluido dentro de la mayor adjudicación de un servicio de telecos en España, supondrá el desembolso de 23 millones para cuatro años.

Susana Díaz, este jueves
La Junta adjudica por primera vez en los últimos años a Telefónica la gestión móvil.  / EP

La Junta de Andalucía ultima la adjudicación del megacontrato con el que busca gestionar sus más de 80.000 líneas móviles en uso en la comunidad. La administración presidida por Susana Díaz prevé gastar en un periodo de cuatro años más de 23 millones de euros en todos los servicios de voz (móvil y fijo) para sus 270.000 empleados públicos. Telefónica es la adjudicataria provisional, por primera vez en más de una década, de estos trabajos.

Más de 100 organismos públicos, entre consejerías, empresas públicas y otras entidades de la Junta; más de 10.500 sedes repartidas por todo el territorio andaluz; más de 70.000 líneas de teléfono fijas y 80.000 móviles (de las que unas 26.000 son para dispositivos móviles y el resto para teléfonos fijos ‘movilizados 'con una tarjeta SIM). Esta es la enorme estructura a la que debe dar respuesta este contrato público cuya adjudicación lleva más de un año de retraso. Una estructura que convierte esta red corporativa en la más grande de España.

¿Cuánto representan estas líneas respecto a años anteriores? Un pequeña rebaja respecto a principios de década, cuando la administración autonómica contaba con más de 128.000 líneas fijas y 38.000 móviles ‘puras’ (no existían las líneas móviles para teléfonos fijos). En total eran más de 160.000 líneas. Ahora, según datos de la propia Junta, suman 150.000.

Este contrato, junto con el resto incluidos en la ‘megalicitación’ de la llamada Red Corporativa de Telecomunicaciones fe la Junta, llevan más de un año y medio de retraso. Tendrían que haber salido a concurso a principios del año pasado después de una primera prórroga. Todos los trámites arrancaron a comienzos de este 2018.

Fue en 1998 cuando la administración autonómica, entonces presidida por Manuel Chaves, decidió unificar todos sus servicios de telecomunicaciones en un solo contrato para ahorrar costes, configurando así la mayor licitación pública del sector en España. Hasta ahora han salido tres veces al mercado, repartiéndose principalmente entre Telefónica y Vodafone los grandes lotes.

Otros dos lotes entregados

El contrato de voz, fija y móvil, ha sido adjudicado a Telefónica, que ofreció una importante rebaja respecto al precio de licitación y se llevó el gato al agua después de que Vodafone ganara los concursos anteriores. En total ofreció 23,4 millones por prestar ese servicio en todas las sedes. Esa oferta ha sido criticada por su competidor, que la ha recurrido por ser a precio de derribo. El recurso aún no ha sido resuelto definitivamente pero todo apunta a que no habrá cambios.

Este contrato es uno de cuatro en los que de han configurado la gran licitación andaluza (menos de la mitad de los creados en 2011). Dos de ellos ya han sido también entregados a Telefónica (acceso a datos y comunicaciones críticas para el servicio andaluz de salud) por más de 55 millones de euros.

Está pendiente de adjudicación uno de ellos, relacionado con las llamadas comunicaciones troncales, a la espera de unas aclaraciones de El Corte Inglés, por entender que, en principio, habría incurrido en “oferta anormal o desproporcionada”. Este y los otros tres salieron a concurso por un montante total de 150 millones de euros.

¿Representa un ahorro en el gasto público de la Junta? En 2011, última adjudicación, la Junta se comprometió al pago de 184 millones de euros. Queda por ver cuál es la cuantía definitiva cuando los dos contratos que aún quedan pendientes sean firmados de manera definitiva.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios