Lunes, 23.09.2019 - 18:46 h
Ingresos de 28 millones

Just Eat sortea las pérdidas en España en plena batalla contra Deliveroo y Glovo

La plataforma de entrega de comida entra en beneficios en 2017 por primera vez desde 2013. Fue un año de dura pelea contra los nuevos competidores.

Just Eat pelea contra Glovo, Deliveroo y Uber en España
Just Eat pelea contra Glovo, Deliveroo y Uber en España / L.I.

El año 2017 era el segundo ejercicio completo tras el aterrizaje de Glovo, Deliveroo y UberEats en España. Y, tras la compra de La Nevera Roja, Just Eat logró ajustar sus cuentas tras años en pérdidas. Cerró el ejercicio con unas ganancias de 2,5 millones de euros tras alcanzar los 28 millones de ingresos, según la memoria recién presentada. Su modelo en España se basa en la franquicia: la sociedad local paga a la matriz por la explotación de la marca y la infraestructura, pero todos los ingresos se producen aquí.

En los últimos años ha estado activa en cuanto a adquisiciones. Primero compró SinDelantal (2012). Cuatro años después, se hizo con La Nevera Roja, en plena irrupción de los otros gigantes del sector de la entrega que ofrecían su propia flota de repartidores. Un año después, en 2017, logró cuadrar las cifras. Según sus propias cuentas, elevó los ingresos más de un 50% hasta los 28 millones de euros y colocó el resultado de explotación (Ebitda) en los 4 millones (un margen sobre volumen de negocio de un 14%).

La inmensa mayoría de estos ingresos -23 millones- procedían de la comisión que cobra a los restaurantes por la gestión de los pedidos a través de su plataforma (hasta un 14%). Casi un 15% procede de su servicio de posicionamiento web para los establecimientos y el resto de otras líneas de negocio menores.

¿Cómo han llegado hasta aquí, en un sector con márgenes muy estrechos? Con unos gastos de personal estancados -pese a que la plantilla media se incrementó un 30% hasta los casi 120 empleados- y un recorte en el desembolso principalmente de marketing, la compañía logró entrar en 'números negros', con 2 millones de euros de beneficios netos.

¿Y qué hicieron el resto de competidores en ese año? Glovo facturó 14,2 millones de euros en todos los mercados en los que está presente (no sólo España) con pérdidas de 5,6 millones, debido a su fuerte expansión en Europa y Latinoamérica. Por su parte, Deliveroo no ha presentado aún las cuentas del 2017.

Un modelo de intermediario

El modelo principal de Just Eat evita contar con repartidores propios, como sí hacen sus competidores, que se enfrentan a una dura batalla legal por la relación laboral con ellos. Intermedian entre los restaurantes y los clientes y cobran una comisión por ello.

Sí que cuentan con proveedores logísticos -a los que subcontratan- para restaurantes que reclaman el servicio de entrega. De hecho, por este concepto desembolsaron casi 2 millones de euros durante el año 2017, casi cuatro veces más que un año antes.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios