Miércoles, 18.09.2019 - 08:17 h
KBW estima un golpe de 3.320 millones

Alerta roja sobre el dividendo de la banca ante un quebranto millonario por el IRPH

El banco de inversión avisa de que una sentencia del TJUE en contra de la banca mermará el reparto de los beneficios de 2019.

TJUE
KBW alerta sobre el dividendo de la banca ante un quebranto millonario por el IRPH. / EFE

El banco de inversión neoyorquino Keefe, Bruyette & Woods (KBW) alerta a sus clientes de que el próximo dividendo que tiene previsto repartir la banca, es decir, el de 2019, podría verse seriamente comprometido si el Tribunal Superior de Justicia de la UE (TJUE) se posiciona del lado de los consumidores por la supuesta falta de transparencia de las entidades en la comercialización de hipotecas vinculadas a la evolución del IRPH (Índice de Referencia de Precios Hipotecarios).

KBW pronostica que la polémica del IRPH podría resultar en un impacto de hasta 3.320 millones de euros para los siete bancos españoles cotizados (Santander, BBVA, CaixaBank, Bankia, Sabadell, Unicaja y Liberbank) que vendieron préstamos vinculados a este índice, un golpe menos catastrófico que el que estiman otras firmas, como por ejemplo, Goldman Sachs, pero que es capaz de tener un "impacto material" sobre los dividendos que el sector tiene previsto cargar a las cuentas de resultados correspondientes al ejercicio 2019.

Pese a tener una incidencia significativa sobre el rendimiento del sector, desde el banco de inversión, en cualquier caso, subrayan que el impacto de una sentencia negativa por parte de Europa será "manejable" por las entidades, con un impacto sobre el capital de entre 5 puntos básicos, en el caso de Santander, y de 33 puntos básicos, en el de CaixaBank. Para el resto, prevé golpes menores a diez puntos básicos, a excepción de Liberbank, a quien cree que restaría 23 puntos básicos del capital.

Los cálculos de KBW, recogidos en un informe fechado a comienzos de septiembre, están basados en que el TJUE decreta que se debe sustituir el IRPH por el Euribor en aquellas hipotecas 'vivas' y al corriente de pago que están vinculadas al primero de estos índices, obligando a los bancos a devolver a los clientes los intereses cobrados de más desde la firma del contrato hipotecario. La firma también asume en sus proyecciones que reclamarán el 100% de los afectados (en torno a un millón, según Asufin), cuando esta ratio, dice, es probable que sea "significativamente inferior".

Sea como fuere, lo cierto es que la advertencia de KBW llega en un momento en el que el Banco de España insta a la banca a limitar sus jugosos dividendos y a efectuar el reparto del mismos con una parte en acciones (scrip dividend), lo que reforzaría el capital de las entidades españolas, que en términos de CET1 (la ratio más utilizada para medir la solvencia de las entidades) se encuentra a la cola de Europa.

Uno de los mayores riesgos para la banca

Precisamente, fuentes financieras atribuyen la recomendación del Banco de España a la preocupación que tiene el supervisor por el posible impacto del IRPH sobre el conjunto del sector financiero, al que ya emplazó a realizar una correcta cuantificación de los riesgos asociados a este índice y a implantar medidas de gestión y prevención que mitiguen su posible impacto sobre la cuenta de resultados.

Y es que la institución que lidera Pablo Hernández de Cos sitúa este riesgo como una principales amenazas para la banca en la actualidad, al nivel de la incertidumbre económica global y de lo bajos tipos de interés. Es más la propia Bankia ha confirmado a los inversores que esperará a conocer la postura de Europa con el IRPH antes de tomar una decisión respecto al reparto de su exceso de capital.

Este martes día 10 de septiembre se publica el dictamen del abogado general de la UE (una suerte de fiscal comunitario cuyas conclusiones, pese a no ser vinculantes, suelen coincidir con las del TJUE) al respecto del IRPH. Debido a la incertidumbre actual, todo el sector está pendiente de su pronunciamiento, ya que ofrecerá a las entidades algo más de luz para conocer a qué riesgo se enfrentan.

No obstante, como advierten los expertos de KBW en su último informe,  una opinión del abogado general favorable a los intereses de la banca no despeja todas la incertidumbre, ya que, como pasó con las cláusulas suelo, el fallo del TJUE -que está previsto que llegue a finales de 2019 o principios de 2020-, puede ser totalmente diferente. "Solo la sentencia definitiva eliminará los riesgos de cola", dice KBW.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios