Lunes, 26.02.2018 - 04:33 h
Nadal desvía el problema al campo del PSOE

La banca presiona al Gobierno para que arregle por ley el agujero de Castor

Caixabank, Santander y Bankia acuerdan una estrategia común para recuperar los 1.350 millones adelantados en el cierre del almacén de gas

Plataforma del almacén Castor, frente a las costas de Castellón.
Plataforma del almacén Castor, frente a las costas de Castellón. / EP

Todos a una. Santander, Caixabank y Bankia han iniciado contactos para armar una estrategia jurídica común frente al Gobierno. Intentan recuperar los 1.350 millones de deuda que asumieron por el agujero creado en el almacén de gas Castor y que puso entre paréntesis el Tribunal Constitucional en diciembre. Mientras deciden cómo y a quién demandan por el bloqueo de los pagos -90 millones anuales durante 30 años-, las entidades han hecho llegar al Gobierno la conveniencia de  arreglar el problema mediante una norma negociada y pactada en el Parlamento.

El ministro de Energía, Álvaro Nadal, se resiste. En el Congreso se limitó a señalar que espera un aumento de la litigiosidad por el caso después de que el Constitucional cuestionara la forma -un Real Decreto- que no el fondo, de la indemnización pagada por el fracaso de Castor a la constructora ACS y a sus socios canadienses. Sencillamente, Nadal está convencido de que el polémico asunto Castor cae de lleno en el área del PSOE, cuyos Gobiernos aprobaron los contratos y las cláusulas indemnizatorias con los constructores.

Ni mensajes, ni sugerencias

El Ministerio de Energía niega que haya recibido mensajes de la banca en ningún sentido. No ha habido sugerencias, precisan, ni al departamento ni al ministro. Entre los acreedores, sin embargo, la versión es otra. Según fuentes al tanto de las conversaciones, ha habido y hay contactos entre los bancos y de los bancos con Enagás (5% de la SEPI). Enagás es el gestor del sistema gasista y fue quien les colocó la deuda de Castor al 4,3% y a 30 años. Y todos están utilizando los canales que están a su alcance - políticos y próximos al Gobierno- para reclamar una salida a la situación.


En el PSOE no hay dudas de que el asunto, tarde o temprano, recalará en el Parlamento. "Tras la decisión del Constitucional -explica el secretario de Medio Ambiente socialista Hugo Morán- el Gobierno tiene que tomar una decisión". "No vale -añade- que se refugie [Nadal] en que Castor no fue su responsabilidad; se gobierna el presente, con las leyes que se aprueban y las que se heredan".

Una vez acordado que hay que actuar, los bancos tienen que decidir contra quién. Hay varias posibilidades abiertas, según las fuentes consultadas: demandar al Estado; demandar a ACS y a sus socios canadienses o, demandar a la empresa que vendió la deuda, Enagás. En fuentes ministeriales apuntan una más: una demanda contra la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) que debe valorar y aplicar la sentencia del Constitucional.

El Estado contra el Estado


Las entidades disponen de un año para reclamar a partir de la paralización de los pagos. Con una situación curiosa: el Estado puede llegar a enfrentarse al Estado. Eso porque Bankia -mayoría de capital público- está obligada a demandar para recuperar el dinero adelantado. "Estamos obligados a ir a los tribunales -explican fuentes de los bancos afectados- porque en caso contrario, nuestros accionistas podrían exigir responsabilidades".

El ministro de Energía Nadal se encuentra, una vez más, sólo en la polémica. Los socialistas han rechazado el paquete de enmiendas que el Gobierno pretende introducir en la Ley contra la Sequía en el Senado y que reducen la retribución a las redes de gas y a la distribución eléctrica.

El PSOE exigen una reforma integral del mercado energético y pide al Ejecutivo que los cambios se tramiten en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética que el Gobierno se comprometió a presentar en el primer trimestre de este año.

Temas relacionados
Comentarios